Pese a que el anuncio de provisión de capital a Petróleos Mexicanos (Pemex), hecha ayer por el gobierno federal, es una noticia positiva, el riesgo crediticio de la petrolera estatal seguirá siendo alto en la medida de que los precios del crudo sigan bajos y la producción continúe su declive, dijo Moody’s en un análisis.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció ayer que inyectará 73,500 millones de pesos (4,200 millones de dólares) a Pemex. De los cuales 26,500 millones serán una aportación patrimonial y 47,000 millones para el pago de pensiones y jubilaciones para 2010.

PUBLICIDAD

Además, Hacienda aligeró la carga fiscal a la empresa estatal en el pago de derechos sobre barriles de petróleo producidos, que le darían ahorros por 50,000 millones de pesos (mdp) adicionales.

“Estimamos que antes de este anuncio, Pemex habría tenido que aumentar su financiamiento externo a 17,000 millones de dólares en 2016, incluyendo las necesidades de financiamiento de la deuda”, dijo Moody’s.

El 31 de marzo, la calificadora reabjó la nota crediticia de Pemex a Baa3 desde Baa1, y puso la nota de México como emisor soberano en perspectiva negativa, debido a las altas necesidades de capital de la petrolera y el golpe que podría causar en las finanzas públicas.

El gobierno dijo que, gracias a los ingresos extraordinarios que recibió del Banco de México (239,000 millones de pesos emanados de su remanente de operación), los requerimientos financieros del sector público no se deteriorarían con la ayuda a Pemex.

La empresa productiva del Estado, dirigida por José Antonio González Anaya, tiene condicionada la ayuda gubernamental a que continúe con el recorte programado por 100,000 millones de pesos, pague a sus proveedores y reduzca sus necesidades de financiamiento por la misma cantidad con la que será apoyada.

Pemex dijo ayer en un comunicado que, con la reducción de la carga fiscal, sus necesidades de endeudamiento para este año también bajarán en la misma medida.

 

 

Siguientes artículos

El Bajío, región predilecta de las empresas para aumentar operaciones
Por

La entidad que más eligieron los directivos para expandir sus operaciones en México fue Querétaro, seguida de Guanajuato...