Para Emilio Azcárraga Jean, presidente de Grupo Televisa, el final de la televisión abierta aún está lejano, y si bien reconoce que las nuevas tecnologías y las redes sociales se han consolidado como competencia por el espectador y han generado cambios radicales en la comunicación, la TV lineal –abierta y de paga–es la que está invirtiendo más en la producción, y no sólo en México, sino también en el resto del mundo.

En entrevista para El Universal, el jefe de Televisa señaló que la TV abierta fallecerá cuando haya 99% o 100% de penetración de televisión de cable o de paga; aun así considera que debería seguir existiendo, ya que “es importante para el usuario que no tiene el nivel socioeconómico para suscribirse a televisión de paga. Por eso creo que es difícil saber cuándo va a terminar”.

En este sentido, señaló que la televisora tiene que cambiar y hoy piensa en que tiene que ser productora y distribuidora de contenidos, y esos son los dos negocios en los que le interesa estar.

Te recomendamos leer: Azcárraga se ‘despide’ del Canal 2 para ‘reconstruir’ a Televisa

PUBLICIDAD

Por ello, consideró que las redes sociales son “un complemento y una oportunidad para que el contenido tenga una salida aparte de la TV lineal de la zona. Creo que juega por los dos lados: la competencia por un lado, pero la complementariedad y la ventana que te da para producir un contenido diferenciado para esas plataformas”.

Cuestionado sobre cuáles fueron los motivos que obligaron a Televisa a cambiar, el empresario destacó que el avance de los dispositivos móviles y redes sociales revolucionaron el presente y el futuro de los contenidos, porque permiten a los usuarios acceder al contenido cuando quieran, como quieran y en el dispositivo que quieran, “un sueño” que siempre tuvo y que hoy es una realidad.

“La dinámica de la calidad de los dispositivos y de las redes de comunicaciones es un impulso vertiginoso que vemos para el futuro. Lo que nosotros debemos tener en Televisa es que los cambios deben ser constantes y más rápidos”, dijo en la extensa entrevista.

Lee también: El desafío de Emilio Azcárraga Jean: reconstruir Televisa

Con miras al futuro, Azcárraga Jean, apuntó que Televisa, fuera de los proyectos que han salido bien o mal, está enfocado en la producción y distribución de entretenimiento México­-Estados Unidos, y hacia allá se dirigirán sus inversiones, pero también hacia la parte de telecomunicaciones, como la conectividad, para ofrecer mayor velocidad y calidad al mexicano.

 

Los cambios y su apuesta

Sobre los factores que obligan a Televisa a reconstruirse, destacó los cambios que ha tenido la sociedad mexicana, a la cual observa hoy más politizada y deseosa de más información, con interés de ser parte activa de la política, por ello que ahora los contenidos de la televisora busquen la forma de ser relevantes para el espectador.

“Vemos que hay una sociedad mexicana que ha cambiado mucho, hay una sociedad que tiene una opinión muy importante, que se comunica a través de las redes sociales, que critica. (…) Siento que por esos cambios que vemos en la sociedad en general, en los jóvenes, en lo que quieren y cómo lo quieren, eso motiva los cambios en Televisa”.

Por ello que nuevos formatos aparezcan ahora en la programación de Televisa, y pone como ejemplo el caso de El Noticiero, donde Joaquín López-Dóriga encabezaba un espacio que recopilaba las 50 notas más importantes del día; y ahora con Denise Maerker se tiene “un programa completamente diferente, porque pensamos otra vez que la gente quiere consumir los contenidos diferentes y está buscando un noticiero en la noche que sea diferente”.

Agregó: “Hoy, a diferencia de hace 20 años, la gente sí puede pedir qué quiere ver y lo que nosotros tenemos que estar atentos es entender lo que quiere ver y hacerlo. Antes, la televisión abierta era unidireccional, hoy gracias a las redes sociales tenemos un sistema que opera prácticamente de forma bidireccional, y eso nos ayuda a reaccionar y adaptarnos más rápidamente”.

Te puede interesar leer: Televisa (todavía) domina el balompié nacional

Por otro lado, Azcárraga Jean señaló que “la reforma electoral quedó rebasada por el avance tecnológico… La gente sí está harta de estos millones de spots y este tipo de comunicación tan masiva ya no satisface a nadie. Entonces hay un problema”.

Al respecto, indicó que la reforma política también debería tener la capacidad de adaptarse conforme la sociedad lo va requiriendo, incluso como el avance tecnológico también lo va requiriendo.

Por último, el empresario aseguró que él y Televisa son “soldados de México”, no de un partido o fuerza política, y en ese sentido desestimó y calificó como una “leyenda urbana” la idea extendida de que las televisoras pueden construir candidatos o presidentes

“Mi apuesta, 100% de mis fichas están en México, y estoy convencido de que al país le ha ido bien, y le va a ir mejor. Estoy convencido que trabajando todos juntos México debe ser un gran país”.

 

Siguientes artículos

El emprendedor que no escucha a su cliente, pierde
Por

El índice de error en proyectos de emprendimiento es muy alto y  lo que falla es el proceso de comunicación entre el cli...