La presidenta de Chile dijo que un plazo máximo de 72 horas tomará la decisión de quiénes se quedan y quiénes se van.

 

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, dijo la noche del miércoles que pidió la renuncia a todo su gabinete y que se tomará un plazo máximo de 72 horas para rearmar su equipo de gobierno, en momentos en que el país atraviesa por una crisis de confianza.

PUBLICIDAD

El cambio de gabinete ocurre en momentos que el apoyo a Bachelet ha caído con fuerza y el rechazo ha crecido por el descontento de la ciudadanía ante una serie de escándalos de desvíos de dinero de empresas a campañas políticas que ha salpicado incluso a funcionarios de su Gobierno.

“Hace algunas horas le pedí la renuncia a todos los ministros y me voy a dar 72 horas para tomar la decisión de quiénes se quedan y quiénes se van”, dijo una emocionada Bachelet en el programa de televisión: “¿Qué le pasa a Chile?” de Canal 13.

La mandataria, quien había dicho antes que los cambios de gabinete no se anunciaban sino que se hacían, admitió que no había realizado el anuncio antes debido a algunas catástrofes que han golpeado el norte y sur del país en las últimas semanas.

Pese a que Bachelet pidió la renuncia a todos sus ministros, se espera que el titular de Hacienda, Alberto Arenas, se mantenga en su cargo como ha sido la tradición de los últimos cinco gobiernos.

 

Caso Pentagate

En los últimos meses, el país fue sacudido por el escándalo político Caso Penta o Pentagate, en el cual estuvieron implicados funcionarios de la Unión Demócrata Independiente (UDI) y conocidos empresarios nacionales.

A mediados de 2014, el Servicio de Impuestos de Chile comenzó a recibir mensajes anónimos en donde se informaba que uno de sus fiscalizadores había accedido clandestinamente a los archivos para modificar las declaraciones de impuestos de sus clientes a cambio de una comisión, entre ellos Hugo Bravo, exgerente general del Grupo Penta,  uno de los holdings empresariales más importantes de Chile.

La Fiscalía encargada del caso estimó una defraudación al Fisco por más de 330 millones de dólares.

Entre los implicados del caso fueron señalados Ena von Baer, la exvocera del expresidente Sebastián Piñera; Laurence Golborne, exministro; Andrés Velasco, precandidato presidencial, otros políticos de la UDI y miembros de Penta.

Otro de los escándalos que ha puesto en jaque al gobierno chileno, que vive una crisis de desconfianza ciudadana en los políticos, fue la investigación que un fiscal comenzó contra Sebastián Dávalos, el hijo de Bachelet, por supuesto tráfico de influencias y uso de información privilegiada en los negocios inmobiliarios de su esposa Natalia Compagnon.

En 2014, Michelle Bachelet se ubicó en la cuarta posición de la Lista Forbes de las mujeres más poderosas de América Latina y en el lugar 25 de la lista global.

 

Con información de Reuters

 

Siguientes artículos

Televisa aprueba pago de dividendo por 1,084 mdp
Por

La asamblea de accionistas de la empresa mexicana aprobó el pago, que se realizará el 1 de junio, durante la reunión anu...