El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra mantuvo su tasa de interés en 0.5%.

 

Reuters 

 

PUBLICIDAD

El Banco de Inglaterra mantuvo el jueves las tasas de interés en mínimos históricos, debido a que los consejeros de la entidad otorgaron más peso a los riesgos de una inflación baja y al débil panorama económico global que a una enérgica recuperación de la economía local.

El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra mantuvo su tasa de interés en 0.5%, como se esperaba, nivel en que permanece desde los momentos más álgidos de la crisis financiera hace casi seis años, y no emitió un comunicado.

La recuperación de la economía británica, impulsada por el consumo, podría desacelerarse modestamente en el 2015, pero los economistas y los mercados financieros no prevén un alza de tasas sino hasta bien avanzado el próximo año.

El débil crecimiento de los salarios, la inflación bastante por debajo de la meta del Banco de Inglaterra de un 2% y el mal panorama para la zona euro han convencido a la mayoría de los nueve miembros del comité de política monetaria de mantener las tasas sin cambios.

No obstante, las minutas de la reunión del mes pasado mostraron que algunos de los siete miembros que han votado por mantener las tasas están cada vez más preocupados por el riesgo de que aumenten las presiones inflacionarias.

Gran Bretaña parece encaminada a más austeridad fiscal en los próximos años, lo que podría presionar al banco central del país a mantener una política monetaria expansiva.

La última actualización del ministro de Finanzas, George Osborne, sobre sus planes de austeridad, entregada el miércoles, llevará al gasto público como proporción de la economía a su menor nivel en 80 años, afirmó el regulador fiscal del país.

La Oficina de Responsabilidad Fiscal también pronosticó que el crecimiento económico se desaceleraría a un 2.4% en el 2015 y a un 2.2% en el 2016 desde un 3% este año, que ha sido su ritmo más veloz en más de una década.

Los mercados financieros estiman que la primera alza de las tasas del Banco de Inglaterra tendrá lugar a fines del próximo año o comienzos del 2016. Economistas consultados en un sondeo de Reuters la semana pasada dijeron que tendría lugar en el tercer trimestre del 2015.

Sondeos de negocios esta semana siguieron mostrando una fuerte recuperación doméstica, pese a las persistentes preocupaciones por la dependencia de Gran Bretaña en los consumidores para reactivar a la economía.

 

Siguientes artículos

BCE mantiene tasas de interés en 0.05%
Por

El BCE redujo sus proyecciones sobre el crecimiento y la inflación en los próximos dos años.   Reuters    El B...