El Banco Mundial, a través de su brazo de inversión privada, Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), invirtió 1,300 millones de dólares (mdd) en el sector de energía e infraestructura de Centroamérica durante 2016.

Este porcentaje representa 52% del  portafolio total de inversiones del organismo.

“Cada año, para cada región en las que trabajamos, vemos cuáles son los retos mayores, para atacar estos problemas con inversiones estratégicas. No es puramente inversión oportunista”, explica a Forbes Centroamérica Luc Grillet, gerente senior para IFC en la región de Centroamérica y el Caribe.

PUBLICIDAD

Durante su año fiscal 2016, invirtió 2,500 mdd que se desglosan, además del monto en energía e infraestructura, con 1,100 mdd o 42% del portafolio en mercados financieros, 127 mdd en manufactura, agronegocios y servios, además de 20 mdd u 0.8% en tecnología y telecomunicaciones.

Puedes leer: Centroamérica y Corea del Sur firmarán su TLC en junio

El directivo explicó que en los países de la región tiene problemas con una infraestructura “bastante débil”, que provoca retrasos en envíos de mercancías, lo que eleva los costos de transporte.

“Hace unos daños, el Banco Mundial, hizo unos estudios que revelaban altos costos del transporte interno, falta de calidad en carreteras secundarias y cuellos de botella en los cruces fronterizos, que obstaculizan el comercio intra y extrarregional”, advirtió Grillet.

Grillet dijo que cada uno de los países, por su tamaño, son economías sin capacidad de escala, por lo que el acceso a financiamiento con enfoque regionalizado es importante.

El directivo recordó que IFC fue uno de los principales inversionistas de proyectos eólicos en México cuando nadie apostaba por las energías renovables en el país. En 2016, las inversiones eólicas en el país que gobierna Enrique Peña Nieto se estiman en 10,000 dólares anuales, de acuerdo con la Asociación de Energía Eólica. Hasta 2015, la energía eólica representaba 4.1% de la generación eléctrica total de México.

El apoyo en el acceso a financiamiento ayuda, según el directivo, a facilitar el acceso a de mujeres emprendedoras a los créditos, pero también a Pequeñas y medianas empresas tradicionales en los países centroamericanos.

Sobre el sector de telecomunicación, que se enfoca en inversión en redes celulares, y el poco monto de desembolso comparado con el resto de su portafolio, Grillet dijo que se trata es un sector bastante maduro, donde se ha invertido muchísimo, el apoyo nuestro es menos necesitado, es decir, frecuentemente, se necesita en sectores donde hay una necesidad de innovar y movilizar fondos donde hay percepción de riesgo comercial y político.

“Es donde más fácilmente la banca comercial e inversionistas están dispuestos a hacerlo sin apoyo de la banca multilateral”.

Más inversión en 2017

Para su ejercicio de este año, hasta diciembre de 2016, la entidad financiera había invertido 2,800 millones de dólares (mdd), y espera aumentar su desembolso.

“Estamos proyectando entre 400 y 500 mdd de inversiones adicionales a la cartera”, reveló Grillet.

 

 

Siguientes artículos

Cámara de Diputados
Diputados del PRI defienden la reforma a la Ley del Trabajo
Por

Luego que se diera a conocer que con la reforma a la Ley Federal del Trabajo avalada el martes en la Cámara de Diputados...