Como parte de Basilea III, las entidades bancarias aún discuten el porcentaje de reservas que deben tener respecto al nivel de crédito que otorguen.

 

 

Reuters

PUBLICIDAD

 

LONDRES.- Reguladores bancarios globales acordaron flexibilizar la manera en que se compilan los ratios de endeudamiento de los prestamistas, para evitar que se limiten las posibilidades de financiamiento de la economía mundial.

Las decisiones tomadas el domingo fueron la última señal de que los reguladores están más dispuestos a adaptar algunas políticas sobre los bancos en momentos en que la atención se centra en la ayuda a la recuperación de las economías.

El alivio para los prestamistas sería, no obstante, temporario, dado que los reguladores señalaron que aún no hay acuerdo sobre el nivel definitivo de la nueva proporción de endeudamiento, que mide cuánto capital debe mantener un banco respecto de sus préstamos y otros activos.

El ratio fue establecido inicialmente en un 3% del capital, pero los supervisores de Estados Unidos, Gran Bretaña y otros lugares del mundo están presionando para que la proporción sea mayor, según informó una persona familiarizada con la discusión.

El ratio del 3% implica que un banco debe tener capital equivalente al 3% de sus activos totales.

La norma es parte del acuerdo Basilea III, firmado por los prestamistas del mundo en respuesta a la crisis financiera 2007-2009, que hizo que los contribuyentes terminaran rescatando a prestamistas que estaban capitalizados muy por debajo de sus necesidades reales.

 

Siguientes artículos

Crecimiento en Zona Euro gana impulso: OCDE
Por

Existen mejoras en las perspectivas de las tres mayores economías del bloque: Alemania, Francia e Italia, según el organ...