Reuters.- BASF acordó comprar los negocios de semillas y herbicidas de Bayer por 5.900 millones de euros (7.000 millones de dólares) en efectivo, en momentos en que Bayer trata de convencer a las autoridades de competencia que aprueben su adquisición planeada de Monsanto.

El logo de Bayer, es visto en frente de las oficinas de Brasil en Sao Paulo, Brasil 4 de octubre de 2017. REUTERS/Paulo Whitaker

BASF, el tercer mayor fabricante mundial de productos químicos para cultivos, había evitado hasta el momento los activos de semillas y en su lugar se había concentrado en la investigación de características de la plantas como la tolerancia a las sequías, que vende o licencia a los desarrolladores de semillas.

Pero el acuerdo de Bayer para comprar al grupo de semillas estadounidense Monsanto por 66.000 millones de dólares, anunciado en septiembre del 2016, creó oportunidades para que sus rivales obtengan activos que necesitan ser vendidos para satisfacer a las autoridades de competencia.

PUBLICIDAD

Bayer había ofrecido vender activos por valor de unos 2.500 millones de dólares. La Comisión Europea dijo en agosto que las desinversiones ofrecidas por Bayer hasta ahora no iban lo suficientemente lejos e inició una investigación en profundidad del acuerdo.

“La decisión de BASF de adquirir activos de semillas representa un cierto cambio en su visión previa sobre sus necesidades para responder a la reciente consolidación de la industria en la agricultura”, dijeron analistas de Morgan Stanley.

“No obstante, los activos propuestos para la adquisición son de alto margen y de alto crecimiento y representan una adquisición razonable”, agregaron.

 

Siguientes artículos

Las marcas de lujo: entre la permanencia y lo nuevo
Por

Todas las marcas que hoy nos parece siempre han estado allí, comenzaron con historias de innovación. Todas han tenido la...