Por Natalie Robehmed

El fin de semana pasado, Batman v Superman: Dawn of Justice recaudó unos impresionantes 424 millones de dólares (mdd) en todo el mundo, 60% de ellos fuera de Estados Unidos, para ubicarse como el quinto debut en el extranjero más alto en la historia. Sin embargo, la cinta dirigida por Zack Snyder fue universalmente abucheada por la crítica y cuenta con una desafortunada calificación de 29% en Rotten Tomatoes. Entonces, ¿cómo le pudo ir tan bien a una película tan mala?

Una respuesta fácil: Todo el mundo conoce a Batman y a Superman, y sus fans asistirán a la sala independientemente de la calidad de la cinta. Ambas franquicias han quedado grabadas en la conciencia, así que los vendedores ya tenían una ventaja. Con un presupuesto de producción estimado de 250 mdd, Warner Bros. probablemente gastó 150 millones adicionales para publicitar la película. Dado que el público está familiarizado con los personajes, el estudio fue capaz de dedicar menos tiempo a acercar al público al concepto y a los personajes, y más dinero a promover su contenido.

La dependencia Batman v de Superman de las fórmulas y los clichés y las catástrofes de los cómics serios le valió duras críticas, que la consideraron como otra desafortunada mezcla sin sentido de películas de Marvel. The New York Times afirmó que en esta película “el entretenimiento es menos la meta que el subproducto, y a medida que el alcance comercial de súper franquicias crece, su agotamiento creativo se hace cada vez más evidente”.

PUBLICIDAD

Aún así, los fanboys acudieron a verla: Los hombres componen más del 66% de los compradores de boletos, mientras que 63% de la audiencia estaba entre 18 y 34. Los aficionados de más edad, aquellos con más probabilidades de ser ahuyentados por las opiniones de los críticos, apenas se aparecieron. Sólo 6% de los asistentes era mayor de 44; sólo 3% eran mayor de 55 años.

Sin embargo, como señala Scott Mendelson, colaborador en Forbes, sus 254 mdd recaudados en taquilla durante su fin de semana de estreno marcan el quinto mayor debut en el extranjero de todos los tiempos detrás de Pirates of The Caribbean: On Stranger Tides (260 mdd), Star Wars: The Force Awakens (281 mdd), Harry Potter and the Deathly Hallows part 2 (314 mdd) y Jurassic World (316 mdd). De éstos, Pirates of the Caribbean tiene una calificación de Rotten Tomatoes 32%, Star Wars 92%, Harry Potter 96% y Jurassic World de 72%. Parte de su éxito se debe a su lanzamiento mundial: Fue una suerte abrir en todo el mundo al mismo tiempo, un hecho inusual para una cinta de esta categoría.

Aunque Batman v Superman sigue teniendo la peor clasificación entre las cintas arriba mencionadas, los malos resultados de Pirates of the Caribbean muestran que los grandes estrenos también pueden provenir de cintas odiadas por la crítica. (Vale la pena mencionar que todas son entregas de una serie con sólidas base de fans y un sentido de la obligación de averiguar lo que sucede en la película, aunque verla sea doloroso.)

Batman v Superman parece perfilarse para recaudar globalmente más de 1,000 mdd, un lucrativo punto de referencia que sólo 24 películas han cruzado, no ajustado por inflación. Entre esas raras películas con recaudaciones de 10 dígitos, hay una historia de películas con duras críticas a las que les va bien. Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides (2011) terminaron ganando en total 1,000 mdd con sólo una calificación de 32% después de su titánica apertura. Todas y cada una de las secuelas de Transformers ha sido destrozada por la crítica, pero todos ellos han ganado en grande: Transformers: Dark of the Moon (2014) se llevó 1,120 mdd y una clasificación de sólo 35%; Transformers: Age of Extinction (2011) recaudó 1,100 mdd, pero su calificación fue de sólo 18%.

Es un fenómeno en curso. Apenas el año pasado, Fifty Shades of Grey, que anotó sólo 25% en Rotten Tomatoes, recaudó 571 mdd para convertirse en la 11a cinta más taquillera de 2015. Terminator: Genisys recibió sólo 26%, pero sumó 440 mdd en el mundo. Minions, que se anotó un mediocre 55% en Rotten Tomatoes, recaudó 1,100 mdd para ser la quinta película más taquillera de 2015 (y la onceava más alta de todos los tiempos).

Sin embargo, algunos datos sugieren que Batman v Superman podría no tener la capacidad para convertirse en una de las más taquilleras. Según el colaborador de Forbes Rob Cain, Batman v Superman ha establecido un nuevo récord de la peor caída de viernes a domingo para un estreno de una película de superhéroes en la historia moderna de la taquilla de América del Norte, descontando 55% de sus 82 mdd de su debut del viernes 37 mdd el domingo.

Afortunadamente para Warner Bros., Batman v Superman es perfectamente capaz de hacer más millones en merchandising y entretenimiento en casa, a pesar de sus malas críticas.

 

Siguientes artículos

5 claves para retomar el trabajo tras vacaciones
Por

Luego de las vacaciones, el regreso al trabajo puede ser más pesado, por lo que es normal que el nivel de productividad...