Ya me han visto comentar sobre las criptomonedas y las Initial Coin Offerings (ICO), ahora llega el momento donde la moneda más famosa se vuelve tan fuerte que genera una discusión que terminan en un split. Bitcoin, que muchas veces se compara con el oro, requiere a personas minando ese “oro” con computadoras (y, principalmente tarjetas de video). El método es que, como el oro, hay un número limitado de recursos que extraer, en este caso conocido: 21 millones de bitcoins a minar.

Con el crecimiento que ha tenido la moneda en los últimos años, tiene cerca de 10 años de existir) ya se han minado 16.5 de los 21 millones de bitcoins. Pero el problema del split tiene más que ver con el éxito alrededor de la adopción de la moneda, que con la extracción. El tema es que a cada gramo de bitcoin minado se le asigna un bloque y sobre ese bloque se van realizando las transacciones.

Imaginemos que le pegamos un papelito a una moneda de oro que nos encontramos y la ponemos a circular, cada vez que pasa por una transacción ponemos una firma anónima con fecha, transacción y valor de la misma. En este papelito que no se puede romper, borrar, o acceder (de ahí lo críptico de criptomoneda) le van a caber X cantidad de líneas de información antes de llenarse, y de ahí tendrá que nacer otro papelito, o bloque, ligado al anterior: por eso blockchain, o cadena de bloques. Buen, entonces ya está resuelto, se encadenan las transacciones y listo. Pues no.

El problema más común relacionado al éxito, en línea o análogo, es la escalabilidad. Ya tenemos los bloques pero aunque haya cadenas, dichas cadenas tienen que ser procesadas por los mineros. Dicho proceso toma tiempo, y como todo en los temas de valor económico: tiempo es dinero. Así que los mineros se hacen de dinero procesando órdenes que les dejan una mayor comisión que las que les dejan menos comisión, lo que se asemeja mucho a la banca y no me gusta nada, ni a otros que buscan más algo cercano a una neutralidad de la red en el manejo de los block-chains.

PUBLICIDAD

De aquí que vienen dos corrientes con propuestas para acelerar el proceso de la manera menos corrosiva: Segwit2x (segregated witness 2), y “Bitcoin Cash”. Segwit2x proponía separar las firmas electrónicas del bloque y guardarlas a parte, para que no ocupe espacio en el megabyte de información que hoy puede almacenar cada bloque de Bitcoin, además de proponer que se incremente el espacio de almacenamiento de información a 2 megabytes. La implementación de esto podría ser de poco a poco o forzada para todos. Pero no tuvo éxito, demasiado diálogo y poca acción.

Es así que entramos al ahora existente Bitcoin Cash, una nueva criptomoneda pero que nace de la costilla de Bitcoin. Más bien de la costilla de cada Bitcoin, haciendo un split de la moneda que irá tomando un nuevo valor. Este nuevo tipo de Bitcoin tiene 8 megabytes de almacenamiento, así que no es tan necesario el segwit2x porque Bitcoin Cash ya incluye mucho más almacenamiento.

El tema es que en estricta teoría también acaban de hacer algo tan geek como pasar de 21 a 42, de 21 millones de bitcoins ahora podrá haber 42 millones para minar.

El lado bueno es que en teoría habrá transacciones más rápidas y se requieren pagar menos comisiones con Bitcoin Cash. Lo que no me mata es que sigue siendo otra criptomoneda como Ethereum, pero ligada a un gran ganador como Bitcoin de una forma muy cercana como para asegurar una existencia. Además de esto, está el proceso de la redistribución de Bitcoins y Bitcoin Cash.

Todos los que tienen Bitcoin ahora también tienen Bitcoin Cash, así que a la hora del split hay algunos que podrían haber hecho shorting del Bitcoin, vendiendo uno de alguien más, comprando uno con lo vendido, y ahora teniendo dos. Pequeño juego de moneda digital es jugada por financiero de tradicional y el minero y los operadores ganen en comisiones. El martes la distribución del Bitcoin Cash se volvió el evento de criptomoneda más anticipado en los últimos años, haciendo que varios lugares de transacción pasaran por malos ratos debido a la cantidad de operadores tratando de acceder al servici (otra vez, escalabilidad).

Los que están operando Bitcon Cash son: Bittrex, Kraken, Viabtc, Bter, y tres grandes de China: Huobi, Okcoin’s Okex, BTCC, y otras más pequeñas. Para cuando terminaba de escribir esto, Bitcoin Cash ya se había convertido en el tercer valor más alto del mercado de las criptomonedas, con 12 bloques ya minados por dos grupos de minado que han dedicado recursos exclusivos al nacimiento de esta criptomoneda que sale de la más conocida y bien valorada, Bitcoin.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ricardoblanco

G+: ricardoblanco

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

“Canelo” Álvarez encabeza la lista de los 20 deportistas mexicanos mejor pagados
Por

El Boxeador, se coloca este año por encima de los dominantes usuales de la lista: los beisbolistas de las Grandes Ligas....