Al inicio de la sesión del miércoles, el índice FTSEurofirst subía 0.3%, después de caer 3.3% en las tres sesiones previas, sin embargo el euro volvía a retroceder a un nuevo mínimo de nueve años contra el dólar.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

Las acciones europeas acabaron con tres días de descensos en la apertura del miércoles, ayudadas por la subida de empresas minoristas tras un mejor dato de los previsto en las ventas alemanas y un buen resultado de la cadena británica de supermercados Sainsbury’s.

Las acciones de Sainsbury subían un 2.3% en el índice paneuropeo FTSEurofirst 300, después de que el grupo presentara unos resultados mejores de lo esperado en el trimestre de Navidad. Su rival Tesco, que presentará sus datos el jueves, subía un 2.2%.

Apoyando el sentimiento en el mercado, las ventas minoristas alemanas superaron las previsiones y se situaron planas, según mostró la oficina federal de estadísticas de Alemania.

El índice FTSEurofirst 300 subía 0.3% a 1,328.61 puntos a las 0805 GMT, después de caer 3.3% en las tres sesiones previas.

Todos los ojos están puestos en los datos de inflación de la zona euro en diciembre que se conocerán a las 1000 GMT, cuando se prevé que muestren su primera caída anual en los precios al consumidor desde 2009.

Se considera que este dato aumentará la presión sobre el Banco Central Europeo para que lance un programa de alivio cuantitativo en su próxima reunión el 22 de enero.

 

Euro cae a mínimos de nueve años

El euro caía el miércoles a un nuevo mínimo en nueve años contra el dólar a medida que los inversionistas se preparaban para unos datos de inflación que deberían dar un mandato claro a los funcionarios del Banco Central Europeo para que tomen medidas fuertes de estímulo económico.

Se prevé que las cifras que se conocerán a las 1000 GMT muestren la primera baja anual de los precios al consumidor en la zona euro desde el peor momento de la crisis financiera global en 2009.

Esto aumentaría la presión sobre el BCE para que lance un programa de flexibilización cuantitativa de gran escala, consistente en imprimir euros, en su próximo encuentro programado para el 22 de enero.

La moneda única llegó a bajar incluso hasta 1,1842 dólares, el mínimo desde marzo de 2006. Luego se cotizaba a 1,1865, una caída diaria de 0.2%.

 

 

Siguientes artículos

‘Iguala case study’: lo que no se debe hacer
Por

El Iguala case study permitirá que empresarios y funcionarios aprendan lo que no se debe hacer ante una crisis.   E...