Aún existe una colaboración insuficiente entre la función de finanzas y el negocio. Los líderes financieros no están jugando un papel tan importante como quisieran en la estrategia o la transformación del negocio. ¿Cómo deberían los CFOs enfrentar estos desafíos?

 

Sin duda, el papel del Director de Finanzas (CFO) está evolucionando constantemente. Los CFOs, que tienen la misión de conducir al negocio por los peores tiempos económicos desde la Gran Depresión, echaron mano de su experiencia en la gestión de costos y en la eficiencia operativa para asegurar la supervivencia de sus organizaciones. Aquellos que lo hicieron con éxito se ganaron el respeto y la confianza de la alta administración, del mercado y de los accionistas. Esto ayudó a que el papel del CFO pasara de solo ser el responsable de las finanzas a ser un estratega corporativo y agente del cambio.

Actualmente, los CFOs deben encontrar nuevas formas para sustentar el desempeño y hacer crecer al negocio. El rápido cambio tecnológico, el aumento de los mercados emergentes, consumidores y empleados más facultados y la intervención del gobierno de manera más activa se han combinado para alterar los modelos de negocio tradicionales de todo el mundo. Conforme ha crecido su influencia, el CFO no solo es responsable de manejar estos cambios sino también de identificar e invertir en los modelos de negocio, los productos y los servicios que llevarán a un crecimiento sostenible y rentable.

PUBLICIDAD

Las herramientas y las estructuras que sirvieron bien a los líderes de finanzas en el pasado, hoy ya no lo hacen tan bien. Las elevaciones de los costos que solían ser efectivas lo están siendo menos, mientras que los márgenes se reducen y las eficiencias operativas progresivas son más difíciles de descubrir. La volatilidad hace más difícil establecer prioridades y planear las inversiones futuras. Las complejas estructuras organizacionales dificultan la capacidad de los CFOs de tener visibilidad del desempeño de toda la empresa. Y las nuevas tecnologías, como Big Data, el cómputo en la nube, la movilidad y los medios sociales, han dado lugar a nuevas formas de competencia que están desafiando inclusive a las empresas más consolidadas.

Por encargo de Oracle y Accenture, Logitud Research realizó recientemente una encuesta a 930 CFOs de Asia, Europa, América Latina y Norteamérica para entender de qué manera los ejecutivos de finanzas están aprovechando su creciente influencia para manejar el cambio y estimular el crecimiento en este nuevo entorno. Lo que descubrimos fue sorprendente: a pesar de tener un perfil más alto, los CFOs se dan cuenta de que su papel como catalizadores corporativos está incompleto. Reconocen que aún existe una colaboración insuficiente entre la función de finanzas y el negocio, y que no están jugando un papel tan importante como quisieran en la estrategia o la transformación del negocio.

¿Cómo deberían los CFOs enfrentar estos desafíos? Si bien los últimos años han traído incertidumbre y volatilidad, también le han dado a los CFOs una oportunidad única de demostrar sus capacidades en una amplia gama de áreas estratégicas. Sobre todo, el trabajo que muchos ya han completado les da una plataforma para impulsar el cambio en todo el negocio, no sólo dentro de la función de finanzas. En resumen, deben asumir el papel de catalizadores clave para el cambio a lo largo de toda la empresa.

En el siguiente Link podrá descargar el informe completo de The CFO as Catalyst for Change. How finance can take the lead in business transformation.

 

Los 40 CFOs Más Innovadores de México

Los CFOs se han coinvertido en una pieza estratégica para las organizaciones. De ahí que sea necesario reconocer a aquellos que van un paso más allá. Este 6 de noviembre se reconocerán a los 40 CFOs Más Innovadores de México. Para conocer más de esta iniciativa, visite http://www.cfomasinnovadores.com.

 

 

Para saber más checa este Webcast:

Proven Approach to Financial Progress Using Modern Best Practices