¿Las hormonas tienen mucho que ver con nuestro estado de ánimo o más bien es puro cuento? Entérate aquí.

 

 

Esta vez escribo sobre este tema porque continuamente escucho tanto a hombres como a mujeres, pacientes y amigos decir: “Seguro anda con ese genio por sus hormonas”, o “Ha de ser la menopausia lo que la tiene así”. O la que ya todos conocemos: “Ha de estar en sus días”. Entonces, pensé que es importante que sepamos si de hecho las hormonas tienen tanto que ver con nuestro estado de ánimo o más bien es puro cuento.

PUBLICIDAD

Para empezar, hablemos de las hormonas. Son sustancias que son secretadas por glándulas del cuerpo y normalmente regulan la actividad de otros órganos. Hay hormonas de la tiroides, hormonas sexuales, entre otras.

Las que se dice que influyen más en el comportamiento de las personas son las hormonas sexuales, y están más asociadas a cambios de comportamiento en las mujeres, ya que tenemos un ciclo hormonal que es el ciclo menstrual, de aproximadamente un mes, y durante ese mes hay hormonas cambiando constantemente. Aunque tanto hombres como mujeres tenemos hormonas, en las mujeres hay mayores cambios a lo largo del mes.

Se han hecho varios estudios en los que se ha encontrado evidencia de los cambios que hay en una mujer de acuerdo a la etapa hormonal en la que se encuentre. Específicamente la etapa de la ovulación hace que se generen muchos cambios tanto en las mujeres como en los hombres. Pero, podrías pensar: ¡si los hombres no ovulan!

De acuerdo a un estudio que se hizo en 2010 en UCLA, “la ovulación humana no es un evento observable y los hombres y las mujeres no se dan cuenta de cuándo ocurre, pero los efectos del ciclo menstrual en la conducta humana son sorprendentemente fuertes”. De hecho, se ha hablado de que las mujeres tenemos “una doble personalidad sexual”: una, durante la etapa de la ovulación, y otra, en el resto del ciclo, ya que hasta los gustos por cierto “tipo” de hombres cambia, haciendo que nos sintamos atraídas a hombres con un cuerpo más delgado, con barbilla cuadrada, cejas pobladas y que tenga una actitud dominante. Por el contrario, en la fase lútea (después de la ovulación), hay mayor inclinación a hombres con características más suaves, voz menos grave y más gentiles. Esto es porque las mujeres deseamos obtener los “mejores” genes para nuestros hijos, y como durante la fase de ovulación hay probabilidad de un embarazo, ocurren estos cambios.

Y estos cambios en el ciclo no solamente afectan a la hora de “elegir”, sino también en el comportamiento. Por ejemplo, una mujer que se encuentra en fase de ovulación elegirá películas románticas, se vestirá un poco más reveladora, todo por los niveles altos de estradiol, hasta hay una autopercepción mejor de una misma cuando estamos en la fase de ovulación. Nos sentimos más atractivas y guapas que en otros momentos del ciclo, y hasta se ha observado que hay cambios sutiles pero reales en el cuerpo de la mujer durante el periodo de ovulación, haciendo que su índice cintura-cadera sea más acentuado, el busto parece más simétrico y los hombres tienden a ver a mujeres en fase de ovulación más guapas que a aquellas que no están ovulando. Todo porque así la “evolución” se asegura de que haya procreación constante.

Así que también hay cambios en los hombres de acuerdo a la fase hormonal femenina. Por ejemplo, se hizo un estudio en el que se observó que un hombre que tiene a una pareja y ésta entra en fase de ovulación, se vuelve más cuidadoso con ella, hasta será más probable que la busque más sólo para ver cómo está y le de regalos en esa época del ciclo. Esto, para “evitar” que otro hombre le “gane” y la mujer pueda procrear con otro.

Ahora, las hormonas no solamente influyen en este tipo de conductas. También tienen un impacto en las funciones cognitivas, el estado afectivo y la vulnerabilidad de desarrollar una adicción o sufrir dolor, según la doctora Karen Berman, del Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos. Por ejemplo, las mujeres en fase lútea (del día 14 al 28, aproximadamente) tenderán a consumir mayor cantidad de calorías y tienden a tomar más riesgos en la fase de ovulación, y durante la etapa de embarazo se alejarán de personas que se vean “enfermas” o parezcan “peligrosas”. Todo para continuar la evolución de manera mejor.

Así que definitivamente las hormonas tienen una influencia tanto en mujeres como en hombres. Aunque los hombres no tienen todas estas hormonas y no experimentan los cambios que nosotras sí, sí se ven influenciados de cierta manera.

De cualquier manera , no todos los cambios de humor son culpa de las hormonas, así que eso de andar diciendo que “está en sus días” no es del todo acertado, pero resulta interesante estar al pendiente de estos cambios sutiles, pero que seguro, si eres mujer, notas, para conocerte un poco más. Y si eres hombre, tener en cuenta estos cambios en las mujeres a tu alrededor y en ti mismo, puede ser útil para entender un poco más la evolución del ser humano.

¡Hasta la próxima!

 

 

Contacto:

Twitter: @marsimar

Email: [email protected]

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Presidenta de GM testificará en caso penal contra la marca
Por

GM decidió llamar a revisión a 1.6 millones de sus vehículos debido al problema de encendido que se presentó por primera...