Las empresas provenientes de Canadá se suman al boom de la electricidad barata en México, pues alistan inversiones por aproximadamente 6,000 millones de dólares para la construcción de nuevos proyectos de generación y transmisión.

“En el sector de transporte y distribución de electricidad, la primera inversión puede ser de 1,200 millones de dólares, pero no hay un límite. Del total de proyectos estamos hablando de 30,000 millones de dólares”, confía Pierre Alarie, embajador de Canadá en México.

“Supongo que Canadá puede tener entre 20% y 25% de esos negocios; estaríamos hablando de entre 5,000 a 6,000 millones de dólares en inversión en electricidad”, comenta.

PUBLICIDAD

“Como se sabe, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) está por construir 5,000 kilómetros de líneas de transmisión, y ésa es una experiencia que tenemos muy fuerte en Canadá”, declara el representante del gobierno canadiense a Forbes México.

—¿Invertirán más empresas canadienses en el sector petrolero y eléctrico de México, después de la llegada de TransCanada? —se le cuestiona al embajador.

—Sí, varias empresas. También la empresa ATCO, que está construyendo un oleoducto en el estado de Hidalgo.

“Los productores de energía eléctrica privados y públicos, nacionales e internacionales, competirán para generar la energía eléctrica de menor costo, a fin de abastecer a los usuarios industriales, comerciales y domésticos del país”, asegura Enrique Ochoa Reza, director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Según el directivo de la empresa productiva del Estado, para competir con éxito en este nuevo mercado de energía eléctrica, la CFE está promoviendo la modernización de su infraestructura, y está incorporando nuevas tecnologías en sus procesos.

“Estos proyectos incluyen la construcción de nuevos gasoductos, de proyectos de transmisión y de distribución de energía eléctrica, la conversión de centrales de generación, así como la construcción de nuevas centrales de ciclo combinado, pero sobre todo impulsa la construcción de centrales de generación a partir de fuentes renovables”, recuerda Ochoa Reza.

La reforma energética estableció por primera vez en México un mercado de energía eléctrica donde la generación y la comercialización de energía quedan abiertas a la competencia.

“Este nuevo mercado eléctrico, que comenzó a funcionar en todo el país en enero de 2016, tiene muchas reglas, pero un solo principio fundamental: la energía eléctrica de menor costo se despachará primero”, expresa el director de CFE.

El arribo de consorcios canadienses desde la aprobación de la reforma energética a México fue notorio. TransCanada opera los gasoductos de Manzanillo-Guadalajara, Naranjos-Tamaznchale-Sauz, así como el Encino-Topolobampo y el Oro-Mazatlán.

La empresa canadiense continúa expandiendo su presencia en México a través de los gasoductos de Tuxpan-Tula y de Tula-Villa de Reyes, que la empresa desarrollará tras ganar las licitaciones públicas correspondientes a finales del año pasado y principios de este año, respectivamente.

Para 2018, la inversión total de TransCanada en México será de aproximadamente 3,600 millones de dólares.

Otra firma con presencia en México es ATCO, que abrió oficinas en la Ciudad de México en agosto de 2014 para aprovechar los negocios del mercado energético, y aplicó un plan de crecimiento similar al de Australia y Canadá.

El 9 de octubre del 2014 se le adjudicó un contrato a ATCO Group por parte de la CFE para el diseño, construcción y operación de un gasoducto en las afueras de Tula. También se hará cargo de la construcción y el manejo del gasoducto de 16 km que transportará gas natural para el abastecimiento de la planta de generación de energía eléctrica Francisco Pérez Ríos, cerca de Tula.

El 27 de octubre de 2014, ATCO y su socio Grupo Hermes fueron seleccionados por PMX Cogeneración para comenzar con el desarrollo del proyecto y el proceso de aprobación para una central de cogeneración eléctrica de gas natural en la Refinería Miguel Hidalgo en Tula.

“Estamos muy contentos de colaborar con la CFE para desarrollar la capacidad de energía renovable en México, y esperamos aprovechar nuestra experiencia única, especialmente en el desarrollo de la pequeña y operación hidráulica”, explica Michel Le Tellier, presidente de Innergex.

El 13 de octubre de 2015, la empresa canadiense Innergex Renewable Energy y la Comisión Federal de Electricidad firmaron un memorando de entendimiento para estudiar oportunidades de proyectos de energía renovable en México.

El acuerdo signado busca el desarrollo y construcción de plantas hidroeléctricas con una capacidad inferior a 200 MW.

Innergex desarrolla, posee y opera centrales hidroeléctricas, parques eólicos y parques solares fotovoltaicos en Quebec, Ontario y Columbia Británica (Canadá), así como en Idaho (EU). La cartera total de la empresa canadiense es la generación de una capacidad de 687 MW e incluye 26 instalaciones hidroeléctricas.

 

Siguientes artículos

John Kasich también se retirará; Trump es el virtual candidato
Por

De acuerdo con un informe de la cadena estadounidense NBC, John Kasich anunciará su retirada de la carrera por la presid...