La calificadora crediticia Moody’s advirtió que la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) “es un riesgo clave” para el perfil crediticio del sector aeroportuario del país y para el fideicomiso de esta obra, ya que tendría implicaciones negativas.

El reporte de la calificadora se da en un momento en que esta obra se encuentran en el centro del debate ante la postura del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador para echar atrás su construcción, y la de varios sectores y personalidades en apoyo al levantamiento de una nueva terminal aérea, como el multimillonario Carlos Slim, que en la previa defendió la importancia del NAIM para el desarrollo del país.

Lee también: El Nuevo Aeropuerto detonará el desarrollo del país: Carlos Slim

“Cancelar el proyecto del aeropuerto de la Ciudad de México tendría implicaciones crediticias negativas para el sector. La apertura del nuevo aeropuerto generaría flujo de efectivo adicional para el Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México NAFIN F/80460 (MEXCAT, Baa1 estable) que estaría disponible para pago de servicio de la deuda debido a la mayor capacidad y crecimiento esperado del tráfico de pasajeros”, indicó Moody’s Investors Service en un reciente reporte.

PUBLICIDAD

Además, retrasos de consideración en la apertura del nuevo aeropuerto, agregó, también tendrían implicaciones crediticias negativas, no sólo para el MEXCAT, sino también para el sector aeroportuario mexicano en general.

AMLO ha expresado su oposición a la construcción del NAIM y ha advertido que en caso de ganar la elección revisará el proyecto y considerará otras alternativas, desde revisar contratos hasta la cancelación del proyecto.

Te puede interesar: #Verificado2018 | ¿Los presidentes de otro países vuelan en aviones comerciales?

Por otra parte, la calificadora destacó que el sólido tráfico aéreo en México impulsará el perfil crediticio de los aeropuertos del país, ya que el tráfico total aumentó 60% entre 2012 y 2017, o un promedio de 10% anual.

Las compañías aeroportuarias esperan que continúe esta tendencia de la mano con el menor costo de los boletos que provoca la mayor competencia entre aerolíneas, además de que la creciente demanda local e internacional también impulsa la tendencia de crecimiento de tráfico aéreo ante las mejores perspectivas económicas en México y Estados Unidos, principales contribuyentes de viajeros internacionales.

Moody’s indica que el desempeño financiero de los aeropuertos también se beneficia con el crecimiento de los ingresos no aeronáuticos.

“Los ingresos totales de los aeropuertos privados están creciendo incluso más rápido que el tráfico, a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR, por sus siglas en inglés) de 21% en el período 2013-2017, impulsados por ingresos no aeronáuticos tales como concesiones, las cuales aumentaron a una CAGR de 21.2% en el mismo período”.

Como resultado, añadió, se fortaleció la situación financiera de los aeropuertos mexicanos, reportando indicadores clave más altos que el promedio de la cartera global de aeropuertos administrados por privados calificada por Moody’s.

“El principal desafío de largo plazo para las compañías aeroportuarias son las restricciones de capacidad que pudieran inhibir su crecimiento”, apunta Adrián Garza, Vice President, Senior Analyst de Moody’s.

Te recomendamos:

La bomba de tiempo que preocupa a Carlos Slim

 

Siguientes artículos

WikiTribune, el antídoto contra las Fake News
Por

Jimmy Wales prepara el desembarco de una nueva plataforma que, bajo la filosofía de periodismo colaborativo prevé luchar...