Hasta esta semana Cancún, Oaxaca, Jalapa y Veracruz, eran las ciudades en las que Uber Eats caminaba solo, sin la presencia de su hermano mayor y sus unidades de Uber Movilidad. Sin embrago en estos días, Cancún le volvió a abrir la puerta después de más de un año y medio, con lo que solo ya son tres las entidades con las que la plataforma de entregas de comida no tiene presencia en México.

Casi han pasado tres años desde que la plataforma de entrega de comida Uber Eats llegó a México. Jose Garcia-Pimentel, director general de la plataforma, recuerda como desde su llegada, los usuarios mexicanos vieron como innovador el servicio y desde la primer semana batieron el récord obteniendo 40,000 pedidos.

Lee también Uber bloqueará a usuarios con baja calificación

“En la medida que hemos alcanzado más ciudades, tenemos mayor impacto en la comunidad de los restaurantes. Nosotros mensualmente estamos adhiriendo a la plataforma cerca de mil restaurantes, hay algunos que se quedan hay algunos que se van, entiendo, no es para todos, pero digamos que tenemos muy buena atracción en cuanto a seguir construyendo la oferta de restaurantes para los usuarios”, dice en entrevista a Forbes México, Garcia-Pimentel, quien lidera la plataforma en nuestro país.

Impuestos, seguridad y más competidores

Esto ha fortalecido le negocio de Uber Eats en la región teniendo a México como su principal mercado y uno de los consentidos para la empresa en general. Sin embargo, aquí en el país la plataforma ha tenido que sortear retos como temas de seguridad, impuestos tributarios, llegada de más jugadores al mercado, entre otros.

El directivo dijo que en el tema tributario han asumido la postura de trabajar con las autoridades a manera en que el ecosistema de movilidad cumpla con los requerimientos de cada región, ya sea local o federal para dar mejor servicio, después que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció la entrada en vigor de un programa de retención y pago de impuestos para los choferes y repartidores de las principales plataformas digitales de transporte compartido y entrega de alimentos como Uber, Cabify y Rappi.

“Lo vemos con ojos muy positivos, al final del día como bien ha señalado el subsecretario de Hacienda, esto no es un impuesto nuevo, es el IVA asociado a la prestación de los servicios y el impuesto sobre la renta asociado a las ganancias que tienen los socios repartidores y los socios conductores. Lo que es bien interesante es que hemos logrado con esta colaboración con la autoridad darles acceso a beneficios, por ejemplo una tasa reducida en pago de IVA y tasas sobre el impuesto sobre la renta para los socios conductores y repartidores”, dijo.

Aseguradoras y botones de ayuda

Sobre el tema de seguridad en el que la plataforma recientemente anunció que los socios repartidores cuentan ya con acceso a funciones de seguridad dentro de la aplicación en todo el país a través de un botón en forma de escudo que aparece directo en el mapa de aplicación de socio repartidor durante cada viaje de entrega, añadió que no es solo eso, sino que también se encuentran respaldados con algunas aseguradoras a nivel local y federal, para atender así cualquier tipo de problema tanto con sus entregas como con sus socios repartidores.

“Una vez que un socio repartidor acepta ir por un pedido para después ser entregado al usuario final hasta que lo entrega, está cubierto por este seguro. Hacemos más cosas, tenemos a disposición de los socios repartidores diferentes herramientas para poder proteger su integridad y seguridad, por ejemplo, dentro de la aplicación ellos tienen un pequeño escudo y en este pueden desplegar una serie de opciones, es un número tipo 911, que les da acceso a los centro de respuesta de Uber. Nuestros pedidos están asegurados con la compañía de seguros Sura en Ciudad de México y Área Metropolitana, con AXA en el interior de la República”, detalló.

Bienvenida la competencia

Hace unos días la agencia Reuters dio a conocer que Amazon adquirió una participación en la compañía británica de entrega de alimentos Deliveroo, al liderar con 575 millones de dólares una recaudación de fondos con la que busca enfrentar a Uber Eats en la carrera mundial por dominar el mercado de transporte de comidas.

Ante este tipo de anuncios se suman los rivales naturales de Uber Eats como Rappi, SinDelantal, entre otras, a los cuales Jose Garcia-Pimentel ve como primordiales para la generación de un mejor ecosistema.

“Nos encanta la competencia, creemos que en estas industrias nuevas como tu sabes, la industria de la tecnología está siendo una que está moviendo las cosas. Sin embargo estamos apoyando a la vez a las Pymes como generadoras de empleo y a través de Uber Eats quienes toman la apuesta de estar afiliados a la plataforma, quienes confían en nosotros y confiamos mutuamente nos volvemos socios en su crecimiento. Y en números cerca de 99% de todos los pedidos que se piden en la plataforma los estamos entregando”, señaló.

 

Siguientes artículos

Jalisco plantea tres puntos para detonar a la región como un hub tecnológico
Por

Para el gobernador de Jalisco, una de las alternativas más fuertes para poder echar a andar su plan de desarrollo digita...