Cerveceros de México anunció la incorporación de 7 microcerveceras nacionales a la misma Cámara en dónde se encuentran Grupo Modelo y Cuauhtémoc Moctezuma.

 

La industria cervecera en México no pasó por su mejor momento en 2013. Pero el impulso de campañas que promueven el consumo de la bebida y la celebración del Mundial de Futbol podrían llevarla este año a crecer por arriba del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

“El año pasado fue complicado para el país y fue un año en el que la industria no creció, pero estamos muy esperanzados en que este año sea mucho mejor”, aseguró Arnulfo Treviño, presidente de Cerveceros de México, nuevo nombre que adopta partir de hoy la Cámara Nacional de la Industria de la Cerveza y de la Malta (Canicerm).

Durante la presentación de la nueva imagen del gremio cervecero, el empresario destacó el papel relevante que ocupa México en la industria cervecera, al ser el principal exportador de la bebida de cebada a nivel mundial y el sexto productor a nivel internacional, por lo que este año los industriales lanzarán una campaña para posicionar el consumo de su producto a nivel nacional.

Asimismo, Cerveceros de México anunció la incorporación de 7 microcerveceros nacionales, entre los que se encuentran Cervecería Cinco de Mayo, Cervecería Josefa, Cervecería Nevado, Cervecería Minerva, Calavera y Cervecería Primus.

En esta cámara también se encuentran representadas empresas como Grupo Modelo y Cuauhtémoc Moctezuma.

De izquierda a derecha, Ricardo Tadeu, presidente y director de Grupo Modelo,  Jaime Andreu, director comercial de Cervecería Primus, Arnulfo Treviño, presidente de Cerveceros de México, Edgar Guillaumin, director general del gremio, y Marc Busain, director general de Cuauhtémoc Moctezuma.
De izquierda a derecha, Ricardo Tadeu, presidente y director de Grupo Modelo, Jaime Andreu, director comercial de Cervecería Primus, Arnulfo Treviño, presidente de Cerveceros de México, Edgar Guillaumin, director general del gremio, y Marc Busain, director general de Cuauhtémoc Moctezuma.

La unión de las empresas de cerveza artesanal y los grandes corporativos tiene el fin de unir esfuerzos para posicionar la bebida alcohólica nacional como un producto con importantes beneficios económicos, así como sociales en el país.

Este año, los industriales del sector llevarán a cabo campañas de prevengan el abuso en el consumo  de cerveza y se propicie su uso de forma inteligente, además, se prevé la realización de eventos culturales y recreativos.

Para estas actividades se invertirán entre 50 y 60 millones de pesos (mdp) durante 2014, con lo que se busca que el consumo per cápita de 60 litros por mexicano al año se incremente en el largo plazo, ya que aún es bajo si se compara con países como República Checa, en donde sus ciudadanos consumen 150 litros anualmente.

Las empresas del sector también sumarán a su estrategia la creación de un comité científico compuesto por médicos renombrados que hablarán indistintamente sobre los beneficios y perjuicios que trae consigo la cerveza.

En la presentación de Cerveceros México se dieron cita Ricardo Tadeu, presidente y director de Grupo Modelo, Marc Busain, director general de Cuauhtémoc Moctezuma, Jaime Andreu, director comercial de Cervecería Primus.

 

Artesanales mantienen la lucha

A pesar de que la incorporación como socios de 7 cerveceras artesanales dentro de Cerveceros de México es una señal positiva para los empresarios de las microcerveceras, la lucha por un mercado más equilibrado para sus productos aún no concluye, aseguró al final del evento Jaime Andreu.

En julio de 2013, la entonces Comisión Federal de Competencia (CFC) estableció límites a los contratos de exclusividad que tenían Grupo Modelo, propiedad de AB Inbev, Cuauhtémoc Moctezuma, de Heineken, en el mercado de las cervezas, el cual permitió a las cervezas artesanales un mayor acceso a vendedores y distribuidores.

“Cualquier esfuerzo que tenga que ver con la apertura del mercado es una preocupación constante como productores de cerveza artesanal para que su entrada al mercado crezca al igual que la cultura cervecera”, dice Andreu.

El empresario aseguró que los artesanales han sostenido conversaciones con la Comisión Federal de Competencia Económica (CFCE) para dar continuidad a la demanda de una participación con un piso más parejo para para los pequeños y medianos productores de la bebida de cebada.

Por ahora, se mostró contento de realizar una labor de responsabilidad social junto con los grandes industriales de la cerveza: “hoy en día estamos muy contentos de que podamos participar y apoyar socialmente”.

 

Siguientes artículos

Fed rechaza planes de capital de bancos
Por

La Fed aseguró que rechazó los planes presentados por Citi y las unidades estadounidenses de HSBC, RBS y Santander ante...