LAS VEGAS, Nevada. Luego de que los anuncios de reestructura hechos el lunes pasado detonaran rumores de la venta de GoPro, Nick Woodman, CEO de la compañía, salió en defensa de la empresa que fundó hace 15 años: “No estamos en ningún proceso de venta, en lo personal, como fundador y accionista principal, estoy en contra de vender”.

Woodman hizo las declaraciones en el marco del Consumer Electronics Show (CES), en una conversación con medios en la que abordó los retos y oportunidades de la compañía para el año y, aunque afirma que no busca activamente vender, dijo que “si encontramos una oportunidad de asociarnos o vender para crecer la compañía definitivamente lo haríamos”.

En los últimos dos años GoPro ha tenido serios problemas para vender sus cámaras de acción y también fracasó en su intento por entrar al mercado de drones con su modelo Karma, que tuvo un llamado a revisión masivo a sólo unos pocos días de haber sido lanzado tras presentar una falla que detenía los motores en pleno vuelo.

Como resultado, la empresa se ha visto forzada a realizar recortes y modificar su estrategia. El último anuncio en ese sentido fue hecho el lunes, con Woodman informando el despido de 250 personas, la salida del negocio de drones y su recorte de sueldo a 1 dólar anual.

PUBLICIDAD

“Debí haberme bajado el sueldo antes”, reconoció ante la prensa en el CES, al tiempo que explicó cuál ha sido el principal problema de su empresa hasta el momento: Una mala fijación de precios que ahuyentaba a los potenciales compradores de cámaras nueva y viejas.

“Nuestros nuevos productos venden bien, los viejos son los que no venden, cuando vendes GoPros de un año de antigüedad al mismo precio que fueron lanzados tienes un problema. Los consumidores buscaban una actualización significativa en el nuevo modelo o un descuento significativo en el viejo, y no ofrecíamos ninguna de las dos”, dijo Woodman.

Nick Woodman, CEO de GoPro. Foto: Julio Hernández/Forbes.

“Nuestro problema es que no tenemos competencia que nos robe participación de mercado cuando cometemos un error en la fijación de precios”, añadió el ex miembro de la lista Forbes de billionaires.

“Cuando un comprador de GoPro no compra GoPro, eso hace que para nosotros sea complejo entender las estrategias de precio equivocadas. El pasado domingo [7 de enero] bajamos el precio de la Hero 6 Black 100 dólares el domingo y hemos visto que en GoPro.com las ventas se han disparado 10x, y en Amazon han creado mucho más, así que, bien, el dicho es cierto las lecciones más valiosas se aprenden a través de los errores”.

Lee también: GoPro anuncia despido masivo; su CEO se baja el sueldo a 1 dólar

Adiós a los drones

A pesar del llamado a revisión del Karma y del anuncio de salida del mercado de drones, Woodman sostiene que fue una buena idea incursionar en ese segmento: “No se equivoquen, el Karma fue un éxito comercial para GoPro, es el segundo drone más vendido en América del Norte y el más versátil con su estabilizador”.

El Karma era un cuadricóptero que incluía una cámara GoPro con un estabilizador de tres ejes, la que además podrías desmontar de la nave y colocar en un poste para usarla como un Osmo, el estabilizador portátil de DJI.

Ahora, Woodman dijo, GoPro está usando los datos de lo aprendido con el Karma para averiguar qué productos esperan los consumidores.

 

Siguientes artículos

CES 2018 | Así visualiza Ford las calles del futuro
Por

Como parte de su plataforma, Ford apuesta por tener vehículos autónomos que entreguen compras a domicilio.