Por Arturo Solís y Zacarías Ramírez

CFE Calificados, filial de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), firmó un contrato de suministro eléctrico por 1,000 millones de dólares (mdd) con el gigante siderúrgico ArcelorMittal.

“Nos llevó un año encontrar el precio (de la electricidad) más todas las instancias de aprobación que siguió el proceso en todos los países.  Estamos hablando de un contrato de 1,000 mdd”, reveló Katya Somohano, directora general de la empresa, en exclusiva con Forbes México.

La negociación fue todo menos sencilla. La directiva mexicana recuerda que su CEO, Lakshmi Mittal, lanzó un precio y ciertas condiciones.

PUBLICIDAD

“Fue todo un reto para el equipo de Calificados involucrarnos en el negocio de la siderurgia para poder estructurar la oferta”, señaló.

ArcelorMittal  fue fundada en 2006, vale 36,800 millones de dólares (mdd), emplea a 197,000 personas y factura 68,600 mdd. Ocupa el puesto 152 de la lista Global 2000 de Forbes. Se trata del principal productor siderúrgico y minero del mundo, con actividad industrial en 19 países, comercio con más de 60 países. Es el mayor productor de acero y mineral de hierro del mundo, con una capacidad cercana a 114 millones de toneladas anuales.

El contrato, anunciado el pasado 30 de octubre, implica la entrega de 600 MegaWatts (MW) a su planta ubicada en Lázaro Cárdenas, Michoacán. La electricidad que suministrará la filial vendrá de dos tecnologías:  80% de plantas de ciclo combinado y 20% de eólicas, aproximadamente.

Somohano explicó que el mercado calificado, expresado en MegaWatts instalados, no pasa de 600, incluidos múltiples centros de carga y todos los suministradores en competencia.

“Estamos duplicando, en un solo contrato, y a una perspectiva de mediano plazo, el Mercado Eléctrico Mayorista”, presumió.

Detalló que, antes de la reforma energética, los contratos con suministradores eran firmados con una visión de corto plazo ante la incertidumbre que representaba el subsidio entre los industriales, y el temor de migrar a un mercado poco conocido y complejo.  Hoy, este contrato con el consumidor energético más grande del país será por cinco años en su primera fase.

La figura de usuarios calificados permite comerciar luz dentro del Mercado Eléctrico Mayorista a compañías con un elevado consumo eléctrico, como es el caso de la industria siderúrgica, cementera o minera.

“Nos da mucho gusto que este contrato mande una señal de mucha confianza a los otros industriales que seguramente verán una Arcelor una buena práctica para poder comprimir sus costos y asegurar precios competitivos en sus procesos de producción”, agregó la directora general de CFE Calificados.

¿Quieres conocer la historia completa? no te pierdas la edición impresa de Forbes México.

 

Siguientes artículos

VW y Ford buscan aliarse para fabricar vehículos autónomos y eléctricos
Por

Una fuente del sector afirma que las compañías están en conversaciones preliminares para que les permita fabricar conjun...