Christine Lagarde renunció temporalmente la dirección del Fondo Monetario Internacional (FMI) ya que ha sido nominada para dirigir el Banco Central Europeo (BCE).

“Me siento honrada de haber sido nominado para la Presidencia de @ECB. En vista de esto, y en consulta con el Comité de Ética del Directorio Ejecutivo del FMI, he decidido renunciar temporalmente a mis responsabilidades como Director Gerente del FMI durante el período de nominación”, dijo Lagarde en su cuenta oficial de Twitter.

El presidente francés, Emmanuel Macron, intentó romper el martes el estancamiento sobre el nombramiento de los puestos clave de la Unión Europea al proponer a su compatriota Christine Lagarde, actual jefa del Fondo Monetario Internacional, para que lidere el Banco Central Europeo, dijeron fuentes diplomáticas.

En su propuesta, presentada a unos cansados líderes de la UE en su tercer día de negociaciones para decidir quién ocupa los puestos los próximos cinco años, Macron propuso también a la ministra de Defensa alemana, Ursula von der Leyen, para que dirija la Comisión Europea, el Ejecutivo comunitario.

El portavoz del primer ministro húngaro, Viktor Orban, dijo que su país apoya -junto a la República Checa, Eslovaquia y Polonia- a Von der Leyen, que habla inglés y francés con fluidez y aspira a que Alemania alcance el requisito de la OTAN de gastar el 2% de su PIB en defensa.

Los líderes están intentando equilibrar las afiliaciones políticas, los variados intereses de las diferentes regiones y una evidente ausencia de mujeres en altos cargos en su intento por llenar los cinco cargos que quedarán vacantes más adelante en el año.

Tras la propuesta del presidente francés, una fuente dijo: “Las cosas avanzan de manera fluida ahora”.

Las maratonianas conversaciones han puesto de manifiesto la creciente fragmentación entre las 28 naciones que conforman la UE, cada vez más complicadas en sus intentos por acordar una plataforma común en grandes retos como la inmigración o el cambio climático.

Una fuente diplomática dijo que la canciller alemana, Angela Merkel, la líder más poderosa del bloque, se mostró “muy positiva” sobre la propuesta de Lagarde, una exministra de Finanzas de centroderecha. También es probable que reciba con agrado la propuesta de Von der Leyen, adscrita al gobierno conservador de Merkel.

Como ambas son de centroderecha, los candidatos socialistas deberían quedarse con el cargo de máximo diplomático de la UE y puestos secundarios en la Comisión, indicaron diplomáticos. Entre los posibles nombres que se discutían el martes destacan el del holandés Frans Timmermans, el español Josep Borrell, el eslovaco Maros Sefcovic y el búlgaro Sergei Stanishev.

Te recomendamos: 

Christine Lagarde pide a AMLO fortalecer crecimiento económico inclusivo

 

Siguientes artículos

México queda penúltimo en experimento social de honestidad
Por

¿Devolver o no una cartera? Esta simple, pero poderosa pregunta, podría revelar qué tan honestos son los pobladores de u...