Una pareja de jóvenes empresarios ha logrado posicionar en sólo cinco años a la marca Yes To como la segunda de mayor importancia entre los productos naturales de belleza en EU, éstos son sus consejos.

 

Por Natalie Robehmed

 

PUBLICIDAD

Con productos en tiendas de más de pisos en 25 países, una empresa que comenzó con los productos “Yes To Carrots” (ahora convertido en Yes To) se ha convertido en la segunda marca de belleza natural más grande de Estados Unidos, sólo cinco años después de conseguir vender a través del popular portal de salud y bienestar Walgreens. Su jovial cofundador australiano, Ido Leffler, coautor de Get Big Fast and Do More Good, explica cómo construyó una marca en la que los consumidores creen:

1.  Construye una marca que te haga apasionarte

Leffler se describe a sí mismo, y al cofundador Lance Kalish, como “conductores de Mini Coopers, voladores de Virgin y usuarios de Apple” que querían un producto natural a precios razonables para el consumidor en general. Se dedicaron a la construcción de líneas de belleza que se ajustaba a sus estilos de vida: agitados, razonablemente saludables, pero a veces hedonistas. Eso los llevó a hacer naturales el 95% de sus productos, y todos sus  empaques reciclables.

2. Sé el mayor embajador de tu marca

“Como fundador tienes que ser de el embajador número uno de tu marca”, dijo Leffler. “He usado algo color naranja todos los días durante 7 años, un reloj, un sombrero, una camisa o un saco. Lo hago porque me hace sobresalir y me recuerda en dónde empezamos.” Si bien vestir de naranja todos los días podría no beneficiar a tu negocio, la elección textil de Leffler es un ejemplo del compromiso que muestran los fundadores.

3. Encuentra inversionistas que se encajen tanto en tu industria como en tu cultura

“Muchos inversionistas entenderán tu sector, pero para que puedas contar con inversionistas realmente buenos, es necesario que se ajusten a tu cultura. Lo necesitarás para sentirte cómodo interactuando todos los días con él.” Leffler aboga por el desarrollo de una relación familiar con los inversionistas, lo cual te apoyará cuando las cosas se pongan difíciles, lo cual sin duda ocurrirá. “Yo platicaría con un inversionista tanto como platiqué con mi esposa antes de casarme”, dice Leffler.

4. Conoce tus debilidades y sé honesto

“Somos muy buenos contratando vía outsourcing en los departamentos en los que tenemos un desempeño más pobre, y son muchas áreas”, reconoce Leffler. Saber lo que haces bien y lo que no fortalecerá tu negocio. En relación con esto, aboga por una honestidad y transparencia dentro de la empresa. “Cuando las cosas van mal hay que ser honestos acerca de la realidad y hacer todo lo humanamente posible para solucionarlo, y si eres honesto acerca de ello, los inversionistas y asesores estarán más dispuestos a acudir en tu ayuda.”

5. Involucra un componente filantrópico

Yes To hace donaciones a su Fondo Semilla que da recursos para desarrollar alimentos orgánicos y nutrición saludable en comunidades insuficientemente atendidas. Leffler ve este componente sin fines de lucro como la puesta en práctica de lo que su compañía predica. “Es importante mostrar a los empresarios y fundadores que tener ese componente en el que se devuelve a la sociedad se alinea con la visión empresarial y capitalista de lo que queremos construir, y que hacerlo es la victoria más importante de la empresa.”

“No éramos los chicos más listos de la clase, pero nos apasionaba la construcción de relaciones”, dice Leffler. “Si dos chicos como Lance y yo pudimos llegar tan lejos tan rápido, ¿qué demonios te detiene?”

 

Siguientes artículos

Magia para transformar a las empresas
Por

Víctor y Allan son dos emprendedores que han logrado inyectar nuevas ideas en las empresas a través de la magia, y cómo...