Por: Salvador Guerrero Chiprés*

Si apostamos a la no polarización, debemos hablar y actuar a favor de mesas de concordancia y colaboración.

Ello supone un balance y una idea común o al menos muy cercana de las cosas. Entre ellas, por supuesto, está la defensa de la idea de relanzar lo más pronto posible la reactivación económica.

“Proteger un empleo es proteger una empresa”, son las palabras de un integrante muy colaborador del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia, el Presidente de la Coparmex Ciudad de México, Jesús Padilla Zenteno, y que ilustran la importancia de reconstituir redes sólidas de colaboración económica y solidaridad entre sectores.

En un momento crucial, las nociones compartidas que exponen un tema central no sólo de la agenda nacional, en el futuro a corto plazo, sino de la internacional, como la solidaridad económica son sustantivas a todo proyecto de reanimación nacional, especialmente urbana por el arrastre que tiene el consumo de las ciudades sobre la economía de todo el país. 

Parafraseando los mensajes recientes de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum: ante un contexto sin precedentes, la mejor respuesta es el control efectivo, la adaptación, la estrategia y la respuesta simultánea.

El reto al que nos enfrentamos, impuesto sobre la mesa, requerirá una multiestrategia en la que todos los actores y acciones muy distintas serán necesarias: desde el impulso del comercio local hasta el abrigo que los grandes han dado a los pequeños; desde el cuidado de los más vulnerables hasta el respeto de los semáforos locales en una urbe tan amplia como ésta.

En su tarea como enlace entre sociedad civil y autoridad, y ante el replanteamiento que requiere el empleo en la capital del país, el 70% de los Consejeros Honorarios del Consejo Ciudadano son empresarios o representantes de organismos empresariales como Canaco Ciudad de México, Anafarmex, Canirac y el Consejo de la Comunicación, así como abanderados de la iniciativa privada.

Hace unos días, los Consejeros entablamos una reunión virtual con el asertivo y abierto Secretario de Economía, Fadlala Akabani Hneidel, para sumarnos a dichos retos en materia empresarial y alcanzar nuevas conclusiones.

La vinculación del Ejecutivo con pequeñas cadenas comerciales es una muestra concreta de cómo, tal como puntualizó Padilla Zenteno, el cuidado hacia un trabajador y un pequeño empresario, teje a su vez una red de protección económica.

Tres conclusiones: ya no hay margen para el abuso de poder, no podemos permitir más daños colaterales por la pandemia y nuestro respaldo conformará el blindaje social a la estrategia planteada y derivada del diálogo indispensable, diariamente registrado en la capital nacional.

La mejor respuesta a la expectativa de soluciones es reconocer que la comunidad tiene en sus manos las opciones para la reactivación, a través del sector empresarial, las organizaciones de la sociedad civil y también mediante la vinculación creativa con el gobierno. Legítimos como son algunos dominicales “claxonazos”, vías de expresión como otras, palidecen en su trascendencia frente a la colaboración y la coordinación alrededor de principios y acciones para beneficio de todos.

* Salvador Guerrero Chiprés es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México

Contacto:

@guerrerochipres

www.consejociudadanomx.org

Twitter: @elconsejomx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Liderazgo en crisis: el desafío para las mujeres
Por

Llevamos más de cien días en confinamiento y la realidad es que, para la mayoría de las mujeres, esto ha significado que...