By Alex Knapp

El CEO de SpaceX, Elon Musk, confirmó que la primera prueba de su cohete Falcon Heavy tendrá lugar en enero de 2018. En una serie de tweets del viernes por la noche, también presumió que entre la carga del cohete estará su propio auto Tesla Roadster tocando la canción Space Oddity.

“El destino es la órbita de Marte”, twitteó.

El Falcon Heavy, según la compañía, será el cohete más poderoso del mundo, con el doble de potencia del actual, y será capaz de levantar casi 54,500 kilos en la órbita de la Tierra.

La compañía tiene un contrato con la Fuerza Aérea de los Estados Unidos para dos lanzamientos con el Falcon Heavy, y el éxito allí podría conducir a más contratos para lanzamientos gubernamentales. Además, el Falcon Heavy también es probablemente el cohete que llevará a los dos pasajeros no revelados que, de acuerdo con SpaceX, han pagado un depósito para volar alrededor de la Luna a finales de 2018.

El primer vuelo de prueba del Falcon Heavy será el próximo mes en la misma plataforma de lanzamiento desde la que despegó el Apollo 11 en Cabo Kennedy. Y si todo va bien, el Tesla Roadster de Musk podría pasar millones de años en el espacio.

“Me encanta la idea de que un automóvil se desplace aparentemente sin fin a través del espacio y tal vez sea descubierto por una raza alienígena dentro de millones de años en el futuro”, tuiteó Musk.

 

 

Siguientes artículos

facebook-messenger-kids
Facebook lanza su app de mensajería para niños
Por

Messenger Kids le permite expandirse a un mercado hasta ahora sin explotar de jóvenes menores de 13 años.