El Comité Cambiario Mexicano, que promoverá la creación de un código de conducta financiera y ética en el mercado, podría iniciar operaciones antes de que concluya el año, informó el gobernador del Banco de México, Agustin Carstens.

“Espero que antes del final del año ya esté operando en México. En el mercado de cambio vamos a empezar desde crear el código, aunque ya hay antecedentes en otros países. Reino Unido, Estados Unidos, Hong Kong ya hay códigos de esta naturaleza, vamos a sacar buenas ideas; nos va a llevar tiempo, pero no más de seis o 12 meses lo debemos tener listo”, explicó el banquero en entrevista con el noticiero matutino de RadioRed.

El anuncio de la elaboración de este código ocurre luego de que hace un mes la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) diera a conocer una investigación por posibles prácticas monopólicas, por manipulación de precios en el mercado de intermediación de títulos de deuda emitidos por el gobierno mexicano.

“La idea es que haya compromiso entre las autoridades y los participantes del mercado sobre cuáles son las reglas de participación, determinar cómo sin ser sujetos a una regulación exhaustiva como la que se deriva de una ley la autoridad pueda certificar que se está siguiendo ese código de comportamiento y que haya mucho dialogo de los participantes para que haya ese consenso”, dijo el banquero central del país.

PUBLICIDAD

Integrado por los representantes de las principales instituciones del mercado cambiario, el comité local, se establece en el marco de los trabajos del Código Global de Mercados Cambiario.

Desarrollado al interior del Banco Internacional de Pagos (BIS por sus siglas en inglés), el código global fue publicado la mañana del jueves, anunció Banxico a través de un comunicado.

Con 55 principios, cubre áreas que incluyen la ética, la transparencia, el gobierno corporativo y la administración de la información, mismo al que se adherirá el banco central mexicano y promoverá su adopción en los mercados locales.

El código global tiene un carácter voluntario y no impone ninguna obligación regulatoria o legal, aclaró el banco central.

 

Siguientes artículos

Los zillennials ya están aquí, y vienen a consumir
Por

De entre 13 y 17 años, son parte de la generación más inmersa en la tecnología y, aunque no tienen ingresos propios, las...