Recursos humanos está encontrando soluciones en las redes sociales, así que candidato y buscador de talento deben prestarles la atención debida.

 

 

Por Thierry Gonnet

PUBLICIDAD

 

¿Actualizas constantemente tu perfil en las redes sociales? ¿Cuidas el tipo de información que publicas y que está disponible para tus contactos? ¿Has reencontrado a decenas de contactos laborales con los que no tenías ya comunicación alguna a través de solicitudes de LinkedIn?

Mucho se ha hablado del uso de redes sociales en el mundo. No obstante, existen pocas investigaciones globales acerca de su uso para el reclutamiento de personal y la búsqueda de empleo. De ahí lo valioso del estudio titulado #SocialRecruiting a global study. Job search, digital reputation and practices un the social media age, lanzado recientemente por Adecco.

Esta investigación resalta la existencia de un nuevo mercado de trabajo; sin embargo, los impactos de las prácticas de los usuarios no siempre están claras para reclutadores ni para buscadores de empleo. Por ello, la firma reunió los resultados de una encuesta aplicada a más de 17,000 buscadores de trabajo y más de 1,500 reclutadores de 24 países (incluyendo Estados Unidos, Europa y Australia), y desarrolló una investigación con el apoyo de la Universidad Católica de Milán, Italia.

 

Les comparto algunos de los resultados más relevantes:

  • En el 2013, más de la mitad de las actividades relacionadas con el reclutamiento de personal incluyeron el uso de Internet (53%). Para el cierre de este año se espera que el porcentaje aumente hasta un 61%.
  • Se tiene la certeza de que las redes sociales serán las herramientas tecnológicas más usadas durante el 2014 por los reclutadores.
  • 5 de cada 10 buscadores de empleo usan las redes sociales para conseguir una oferta de trabajo y 7 de cada 10 reclutadores las utilizan para sus actividades cotidianas de Recursos Humanos.
  • 29% de los candidatos encuestados han sido contactados a través de redes sociales por un reclutador al menos una vez y 9% han recibido una oferta laboral.
  • En gran medida, los reclutadores ocupan las redes sociales para evaluar la reputación de los candidatos: en este sentido, el uso de LinkedIn es predominante (68%), pero Facebook (a pesar de considerarse una alternativa más social que de negocios) también muestra un posicionamiento relevante (52%).
  • Una vasta mayoría de los buscadores de empleo asumen que sus perfiles en redes sociales sólo serán vistos por sus amigos. Por su parte, los reclutadores consideran que el elemento más atractivo que pueden encontrar en el perfil digital de un candidato potencial es su experiencia profesional previa, seguida de los premios y reconocimientos. El número de contactos del candidato no es información relevante para la evaluación profesional realizada por los reclutadores.
  • Aproximadamente una tercera parte de los reclutadores admiten que han rechazado a un candidato potencial como consecuencia de la información, fotografías o contenido posteado en el perfil digital del buscador de empleo.

Como comentario final, llama la atención que entre los profesionales de Recursos Humanos que usan las redes sociales con el objetivo de reclutar talento, aproximadamente el 30% ha tomado cursos de entrenamiento proporcionados por sus propias empresas para este fin.

Por lo pronto, la recomendación sería prestar la atención debida a las redes sociales como escaparates para el reclutamiento, ya sea como candidato o buscador de talento, revisar los filtros de etiquetas y fotografías e invertir el tiempo suficiente para armar y mantener un perfil digital laboral adecuado en las redes especializadas que te brinden visibilidad profesional.

Es un hecho que las actividades de Recursos Humanos están encontrando soluciones en las redes sociales, lo que nos lleva a preguntarnos si es factible que en un futuro tales herramientas se conviertan en la mejor opción para encontrar talento.

 

Thierry Gonnet es Consejero de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH) y Director General de Adecco México.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @AMECH_

Facebook: AMECH

YouTube: amechasociacion

Página web: AMECH

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La destrucción del capital (III)
Por

La deuda eterna es, pues, una moderna forma de esclavitud hecha posible en origen, por un sistema en que el propio diner...