DW.- El Tribunal de Apelación de Versalles confirmó este miércoles la pena dictada en primera instancia contra la revista francesa Closer, que en septiembre de 2012 publicó unas fotos robadas de la duquesa de Cambridge, Kate Middleton, en “topless” y ahora deberá indemnizarla con 100,000 euros. Además, mantuvo la multa de 45,000 euros impuesta por el Tribunal de Nanterre a la directora de la revista, Laurence Piau, y al jefe de la redacción, Ernesto Mauri. También confirmó la condena a los dos fotógrafos sospechosos de haber tomado las imágenes, que deberán pagar 5,000 euros cada uno, pese a que niegan ser los autores.

De esta forma, la corte superior mantuvo las severas condenas dictadas contra esa revista del corazón, que publicó unas fotos tomadas en la propiedad que un primo de los duques de Cambridge posee en la Provenza francesa, donde pasaban unos días de vacaciones. Kate y Guillermo reclamaron a Closer 1,5 millones de euros por afrenta o complicidad contra la intimidad de la vida privada.

La pareja logró que la justicia francesa retirara de la venta el número de la revista, pero no impidió que, entretanto, fuera publicada en otros países. Durante el juicio en primera instancia se leyó una carta remitida por Guillermo en la que aseguraba que el caso era para él “particularmente doloroso” porque le recordaba “el acoso” que sufrió su madre, Diana de Gales, y que, según él, “estuvo en el origen de su muerte”. La primera esposa del príncipe Carlos falleció hace más de 20 años en París en un accidente de tráfico cuando viajaba con su amante perseguida por motos de “paparazzis”.

PUBLICIDAD