El gobierno de Corea del Sur prohibió a la automotriz Audi Volkswagen Korea la venta de 80 de sus modelos, revocó la certificación a 83,000 unidades e impuso multas por 16 millones de dólares.

Estas multas se debieron por que la automotriz obtuvo certificados para la venta de vehículos falseando reportes sobre las pruebas de emisiones de gases, afirmó Hong Dong-kon, del Ministerio de Medio Ambiente.

El gobierno surcoreano argumentaba que desde 2007, Audi Volkswagen ha vendido 83,000 unidades de autos Volkswagen, Audi y Bentley utilizando los documentos falsificados.

Se trata del capítulo más reciente del llamado «dieselgate», donde la automotriz alemana admitió haber manipulado millones de vehículos diesel para reducir los reportes de índices de contaminantes.

También puedes leer: Escándalo no frenó los ingresos de Volkswagen en el primer semestre

Las autoridades aseguraron que los propietarios de los vehículos involucrados no se verán afectados, quienes podrán venderlos sin problema.

Volkswagen sorprendió a los mercados al reportar ingresos superiores a los esperados, a pesar del impacto económico que tuvo el escándalo por el sistema de control de emisiones. Las acciones del fabricante alemán reaccionaron positivamente e incrementaron su precio.

Lee también: Volkswagen usará 7,000 mde para pago de litigios por ‘dieselgate’

De acuerdo con el reporte de la automotriz de la primera mitad del año, sus ganancias operativas antes de egresos circunstanciales fueron de 7,500 millones de euros (unos 8,250 millones de dólares) a pesar de las pérdidas vinculadas por el escándalo, lo que superó significativamente las estimaciones de los analistas.

 

Siguientes artículos

El PRI dice que con Felipe Calderón era más cara la luz
Por

En 2012, un año antes de que se aprobara la reforma energética, la tarifa eléctrica industrial de México era en promedio...