La ausencia de fortaleza del Estado de Derecho impactó los niveles de corrupción, pobreza laboral, deuda pública, productividad e inflación  de México.

México tiene un crecimiento  mediocre debido a la situación de corrupción e inseguridad que enfrenta el país, afirmó el observatorio económico, México ¿cómo vamos?.

El Semáforo Económico Nacional en 2014 mejoró para las variables de crecimiento económico, empleo formal, acceso al capital, competitividad e inversión, aunque mostró un desgaste en la fortaleza del Estado de Derecho, nivel de pobreza laboral, deuda pública, productividad e inflación,  explicó Viridiana Ríos, directora del observatorio, en conferencia con medios.

PUBLICIDAD

Al interior de México, el crecimiento mostró un comportamiento desigual,  pues 14 de 32 economías crecen arriba del 6%, como Aguascalientes (11%) frente a entidades como Michoacán y Guerrero que no rebasan el promedio.

Ríos recordó que México es el país con mayor índice de corrupción según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Sector empresarial, otra víctima de la corrupción

El 39% de los industriales inmobiliarios y empresas creyeron que la seguridad pública es muy crítica para atraer inversión, señaló Verónica Baz, directora del  Cidac, pues no existe certidumbre en las garantías del Estado de Derecho.

También dijo que México era el destino más atractivo por cercanía a Estados Unidos hasta 2011,  pues era la primera opción para la inversión extranjera con 70% de las preferencias empresariales.

Pero, tras el combate al narcotráfico, los conflictos sociales, como la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa y los casos de supuesto conflicto de interés del presidente Enrique Peña Nieto, provocaron una baja a sólo 29% de captación de inversión en 2014.

La directiva dijo que los parques industriales dedicaron el 16% de sus costos operativos al tema de seguridad. Las empresas buscaron estos complejos para no tener que lidiar con las autoridades municipales en temas como el agua y otros servicios básicos.

“Esto apunta a una crisis de seguridad en el país y del municipio como institución más cercana a las empresas. El hecho de que el municipio siga siendo un obstáculo es algo crucial para la inversión”, enfatizó Baz.

El costo de seguridad y delitos en 2013, representó 1.27% del Producto Interno Bruto (PIB), es decir, 213,000 millones de pesos, según datos de Envipe.

La directiva de Cidac añadió que los problemas en derechos de propiedad de la tierra también abren un camino de corrupción dentro de la reforma energética y de telecomunicaciones.

Edna Jaime, directora de México evalúa dijo que 1 de cada 4 empresas fue víctima de la corrupción.

“Las empresas se ajustan, van cambiando procesos, invirtiendo para protegerse, sin duda un impacto en su productividad y desarrollo”.

Jaime También expresó que  la productividad reflejaría un crecimiento si se redujera la corrupción, pero que la ausencia de fortaleza jurídica mermó el crecimiento de México.

“La falta de Estado de Derecho mató al momento mexicano”, comentó.

 

Siguientes artículos

Gasto en seguridad aumentó 200% en 12 años, sin grandes resultados
Por

A nivel estatal, también existe un incremento del gasto, de 1999 hasta 2011 en 97%, aun así, los delitos del fuero común...