Notimex; El número de solicitudes de refugio por parte de migrantes en México creció de 2,000 en 2014 a 23,000 en 2018, reportó la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) en el municipio tabasqueño de Tenosique, colindante con Guatemala.

El jefe de la oficina en esa localidad, Andrea Righetti, señaló que la Declaración de Cartagena en 1984 reconoce como refugiados a quienes huyen de un contexto de violencia en sus países de origen, en este caso de Honduras, El Salvador o Guatemala.

Lee también México da refugio a 1,200 migrantes hondureños

En entrevista, comentó que allí existe presencia de pandillas que ejercen un control muy fuerte en la población local que se hace evidente en el mercado de la prostitución, en el caso de las mujeres o con extorsión o presión que puede hacer la vida difícil o imposible y pone las condiciones para que huyan.

PUBLICIDAD

Luego de presentar la Ruta de la Hospitalidad organizada por la ACNUR y la Asociación Civil Asylum Access de Tabasco, indicó que cuando llegan a un estado o país, en este caso México, una vez que cruzan la frontera y solicitan la condición de refugio se valora cada caso, cuyo número creció diez veces en cuatro años.

La representante de Asylum Access en la entidad, Alejandra Macías Delgadillo, comentó que la organización trabaja por los derechos de las personas refugiadas en Tabasco, Veracruz y Chiapas.

Se identifica, dijo, a quien puede ser sujeto de protección internacional, en este caso de México que ha firmado convenciones y tratados internacionales en ese sentido.

Añadió que acompañan en el procedimiento legal a los migrantes y si logran ser reconocidos como refugiados los apoyan a su integración en el país.

Resaltó que el incremento en la solicitud de asilo en México creció porque en 2013 había entre 700 y 800 solicitudes al año, pero ya para 2017 la cifra creció a 14,400.

Expuso que cuando un solicitante de refugio realiza el trámite en un estado no puede salir de esa jurisdicción hasta recibir una respuesta que si es positiva, le permite trasladarse con libertad por territorio mexicano.

En tanto, el vicario de las pastorales de la Diócesis de Tabasco, Saúl Vera Solís, expuso que La 72, una casa del migrante en Tenosique, atiende cada vez a más migrantes al pasar de un promedio de 200 a 500 que había anoche “y 250 más que vienen en camino”.

Refirió que no son migrantes de la caravana que ingresó a México hace unos 10 días sino de grupos que pasan por Tabasco y se les recibe en comunidades parroquiales de la Diócesis para recibir algún tipo de apoyo como alimentación y cobijo.

 

Siguientes artículos

Trabajar en Netflix puede pasar de ser un sueño a una pesadilla
Por

Uno de los factores más importantes para que las firmas crezcan es que se fomente competencia interna entre sus trabajad...