La economía estadounidense creció más rápido de lo que se pensaba en un principio en el tercer trimestre, pero el impulso parece haber decaído desde entonces ya que los mayores costos de los préstamos frenan la contratación y el gasto.

El Producto Interno Bruto aumentó a una tasa anualizada del 5.2% el trimestre pasado, revisado al alza desde el ritmo del 4.9% comunicado previamente, dijo la Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio en su segunda estimación del PIB del periodo julio-septiembre. Fue el ritmo de expansión más rápido desde el cuarto trimestre de 2021.

Los economistas encuestados por Reuters estimaban que el crecimiento del PIB se revisaría al alza hasta una tasa del 5.0%. La economía creció a un ritmo del 2.1% en el trimestre abril-junio y se está expandiendo a un ritmo muy por encima de lo que las autoridades de la Reserva Federal consideran la tasa de crecimiento no inflacionaria de alrededor del 1.8%.

La revisión al alza del crecimiento en el último trimestre refleja la mejora de la inversión empresarial y del gasto público estatal y local. También se revisó al alza la inversión residencial, así como la inversión en inventarios privados.

Sin embargo, el crecimiento del gasto de los consumidores, que representa más de dos tercios de la actividad económica estadounidense, se redujo a una tasa aún sólida del 3,6%. Anteriormente se estimaba que había aumentado a un ritmo del 4.0%.

El gasto de los consumidores parece haberse enfriado significativamente a principios del cuarto trimestre, con una caída de las ventas minoristas en octubre por primera vez en siete meses. El mercado laboral también se relaja. El crecimiento del empleo se desaceleró el mes pasado y la tasa de desempleo subió a su nivel más alto en dos años del 3.9%.

La ralentización de la demanda ha suscitado el optimismo de que la Fed probablemente haya terminado de subir las tasas de interés este ciclo, y los mercados financieros incluso anticipan un recorte del costo del crédito a mediados de 2024.

Desde marzo de 2022, el banco central estadounidense ha subido su tasa de interés de referencia a un día en 525 puntos básicos, hasta el rango actual de 5.25% a 5.50%.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

¿Te gusta informarte por Google News? Sigue nuestro Showcase para tener las mejores historias

 

Siguientes artículos

Gaza-cese al fuego
Estados Unidos insiste en su compromiso de extender la tregua en Gaza
Por

Antony Blinken señaló que Estados Unidos hace 'todo lo posible' por prolongar la tregua en Gaza para la liberación de re...