Creemos que invertir en empresas que están aumentando sus dividendos en Europa deberá tener buenos rendimientos. Aquí 5 argumentos.

 

Las estrategias de dividendos tienden a comportarse mejor cuando existen tasas de interés bajas o cuando éstas caen o se mueven lateralmente. A pesar de que las tasas de interés de la eurozona se han recuperado desde sus mínimos históricos en 2015, se espera que éstas se mantengan bajas. Asimismo se espera que la economía regional se recupere moderadamente y que las empresas se beneficien de un euro relativamente débil y de una política monetaria expansiva.

En vista de la evolución de esta región esperamos que la economía de la eurozona crecerá 1.5% este año y 1.8% en cada uno de los próximos dos años. Creemos que invertir en empresas que están aumentando sus dividendos dentro de la eurozona deberá tener buenos rendimientos.

PUBLICIDAD

Vemos 5 argumentos que apoyan una estrategia de inversión en dividendos:

  1. Altos dividendos en flujo de efectivo esperado en 2016: En la pasada temporada de dividendos del 2015, las empresas del Euro Stoxx pagaron EUR 148bn en total del año fiscal 2014. Se espera que la economía de la eurozona se recupere, por lo que se cree que las empresas podrán aumentar sus pagos de dividendos.
  2. La situación de las tasas de interés bajas apoya las estrategias de dividendos: Históricamente se observa que las estrategias de dividendos tienden a tener un mejor desempeño en un ambiente de tasas de interés bajas, pero a pesar de la recuperación de las tasas de interés en la eurozona, éstas siguen teniendo un perfil relativamente bajo comparadas con el pasado. Un incremento de las tasas de interés generaría riesgo para las estrategias de dividendos.
  3. Atractiva rentabilidad a los activos de renta fija: Se espera que las empresas europeas paguen 3.4% de dividendos; éstos son llamativos especialmente si los comparamos con el 0.5% de rendimiento de los bonos los 10 años de gobierno alemán. A partir del 2011, el promedio de la rentabilidad de dividendos que los inversionistas recibieron en MSCI EMU superó los rendimientos promedio de los bonos con grado de inversión.
  4. Sólida rentabilidad de dividendos en un contexto internacional: La actual rentabilidad de dividendos para la MSCI EMU se encuentra en 3.4%. A pesar de que esto ya se muestra atractivo, la rentabilidad de dividendos tiene un buen soporte en comparación con otros mercados de valores regionales.
  5. Se acerca la temporada de dividendos: La siguiente temporada de dividendos, en abril y mayo, es una gran oportunidad para que los inversionistas de dividendos comiencen a posicionarse. En años anteriores, los mejores meses para los inversionistas de dividendos fueron diciembre, enero y febrero, en los cuales se mostraron mejores resultados contra el mercado de renta variable de la eurozona.

A pesar de las grandes expectativas que se tienen sobre el total de flujo de efectivo de los dividendos el próximo año, se cuestiona si esto es realista. Se argumenta que sí, pues el promedio de porcentaje de utilidades que se paga como dividendo de la eurozona alcanzó un 58% en la última temporada de dividendos.

Históricamente los sectores de dividendos más comunes se encuentran en telecomunicaciones, energía, empresas de servicios públicos y financiero. La mejor forma de invertir es enfocarse en dividendos de alta calidad.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Microsite: UBS Platiquemos

Microsite: UBS

 

Consideraciones legales. El presente artículo ha sido preparado por el equipo de análisis de Wealth Management Research de “UBS A.G.” y adaptado por Adolfo Acebras, Analista para México de UBS Asesores México, S.A. de C.V. (en adelante, “UBS Asesores” y en conjunto con UBS AG, “UBS”).
UBS expresamente rechaza cualquier responsabilidad derivada del uso del presente artículo y no garantiza de manera expresa o tácita, la fiabilidad o integridad de la información, así como tampoco garantiza que estas estimaciones o proyecciones serán cumplidas. Los resultados finales variarán de las proyecciones y dichas variaciones podrían ser sustanciales. La información contenida en el presente artículo no es ni debe ser considerada como una promesa o garantía con respecto al pasado o al futuro. Toda la información, opiniones y precios establecidos en este documento, son actuales únicamente al momento de su publicación y pueden ser alteradas sin previo aviso. UBS expresamente rechaza cualquier responsabilidad derivada del uso del presente documento. Es importante destacar que los valores referidos en este artículo por los autores fueron valuados sobre la base de precios aproximados y de mercado utilizados comúnmente por la banca. Esos valores deberán considerarse como únicamente indicativos y UBS no está obligado para con ellos. Este artículo no debe ser interpretado como una oferta de adquisición o venta de valores o instrumentos financieros relacionados por parte de UBS, ha sido preparado exclusivamente con fines informativos y  su contenido no debería interpretarse como una recomendación o asesoría legal, tributaria, contable o de inversión para persona determinada. Ningún acto o decisión de inversión, enajenación u otro acto o decisión financiera, debería basarse exclusivamente en la información contenida en el presente artículo. Por lo anterior, este documento no substituye el análisis de riesgo que cualquier persona debe hacer antes de tomar una decisión de inversión UBS Asesores México, S.A. de C.V. es una subsidiaria indirecta de UBS AG Suiza.
UBS Asesores México, S.A. de C.V. es un asesor en inversión constituido de conformidad con la Ley de Mercado de Valores, no es una institución de crédito y se encuentra impedido a recibir depósitos o mantener valores en custodia.
UBS Asesores México, S.A. de C.V. no forma parte de UBS Grupo Financiero, S.A. de C.V. ni de ningún otro Grupo Financiero Mexicano y sus obligaciones no se encuentran garantizadas por ninguna tercera parte.
UBS Asesores México, S.A. de C.V. no ofrece rendimientos garantizados.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Bienes raíces: una clave de desarrollo para Centroamérica
Por

No es novedad ver que en Panamá se eleven excéntricos rascacielos, pero también en el resto de los países de la región c...