El 1 de noviembre de 1993, la Unión Europea (UE) nació gracias a la integración de 28 países. El objetivo de la comunidad política es el fortalecimiento comercial, económico, político y social del continente europeo. Sin embargo, esta sociedad está cerca de la fragmentación, debido a que Reino Unido analiza la alternativa de salir, lo que generaría una pérdida de confianza entre los países miembros y que muchos de ellos quieran seguir sus pasos.

La relación económica y política del Reino Unido y  la UE podría terminar este 23 de junio si los británicos votan a favor de salir de la comunidad. Un sondeo de la firma ORB arrojó que 43% de los votantes británicos querría salir de la UE, mientras que 36% se quedaría.

En una nota de análisis, UBS estimó que Gran Bretaña se mantendrá dentro del bloque de países europeos, ya que prevé una probabilidad de 60% que se quedé, y un 40% de que se salga.

PUBLICIDAD

“Es un fenómeno inédito en la UE, ya que por primera vez un país miembro muestra una serie de inquietudes a cerca de su permanencia”, señaló Dejan Mihailovic Nikolajevic, profesor de derecho y relaciones internacionales del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México.

Tras su posible salida, Reino Unido tendría graves problemas económicos y políticos. Por su parte, la UE perdería una fuerte entrada de recursos.

El presupuesto anual de la UE asciende a 145,000 millones de euros (mde), una suma elevada en términos absolutos, pero que apenas representa 1% de la riqueza que generan al año las economías de la comunidad.

La contribución total del Reino Unido al presupuesto de la UE fue de 11,342 mde, mientras que el gasto total de la comunidad a la Gran Bretaña fue de 6,985 mde durante 2015, según la página web de la UE.

“Si el Reino Unido decide salirse de la UE, tendría complicaciones brutales por los severos problemas económicos y políticos, y quedaría muy aislada. Es un juego demasiado arriesgado”, destacó Walter Astié-Burgos, diplomático y catedrático de la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad Anáhuac.

“La salida del Reino Unido de la UE es un problema viejo, ya que siempre ha prevalecido un sentimiento aislacionista hacia el continente europeo”, agregó.

A continuación, los tres principales riesgos a los que se enfrentará Reino Unido si decide salir de la UE.

1. Económico. El Reino Unido tiene una importancia geopolítica muy importante con la UE, ya que su contribución total al presupuesto de la UE es de 11,342 millones de euros (mde).

Aunque también podría salir raspado si se separa. Tendría una pérdida permanente de 2.2% de su Producto Interno Bruto (PIB) a 2030, dijo el centro de estudios Open Europe, que añadió que los costos no se compensarían simplemente alcanzando acuerdos de libre comercio con sus anteriores socios.Además, la consultora PwC proyectó que el crecimiento del Reino Unido sería 5.5% menor en 2020.

La Confederación de la Industria Británica proyectó que Reino Unido podría perder 145,000 mdd y 950,000 empleos si sale de la UE.

“Ahorita existe libertad de movimiento de personas, capitales y mercancías, pero si sale no habrá ese intercambio. Tendría que negociar para saber cómo quedan las relaciones, y eso económicamente sería un golpe bastante duro para el Reino Unido. Quedaría aislada, y en este momento a ningún país le conviene eso.  Ya no es la potencia del siglo XIX”, comentó Astié-Burgos.

La agencia calificadora Moddy’s alertó que la posible salida del Reino Unido de la UE podría crear una “incertidumbre prolongada” y sería negativo para las compañías británicas.

2. Debilitamiento de la libra y pérdida de acceso al fondo de la UE. En un análisis, el banco suizo UBS comentó que la mayor parte de la debilidad de la libra esterlina desde noviembre puede ser atribuida a una mayor preocupación por la posibilidad de salida de la UE.

Hasta el momento la discusión de la salida de Reino Unido ha debilitado la libra. En 2009 una libra valía 1.39 euros y hasta hace 13 meces se depreció casi 8%, comentó Dejan Mihailovic Nikolajevic.

Si los británicos votan a favor de salir de la UE el 23 de junio, la libra podría depreciarse e incluso jalar al euro, lo que provocaría un estrepitoso bajón dentro del sistema monetario mundial único. El Reino Unido también podría perder el acceso a fondos de la UE si decide salirse, dice el catedrático.

El 22 de febrero la libra esterlina cayó a su nivel más bajo en siete años respecto al dólar por la posible salida del Reino Unido del conglomerado de países. La libra se cambiaba a 1.4058 dólares, su nivel más bajo desde marzo de 2009.

3. Efecto dominó. La UE está integrada actualmente por 28 países, entre los que destacan Alemania, Francia y el propio Reino Unido.

La salida del Reino Unido podría traer consecuencias para países de mediano alcance o denominados de pequeña economía como Grecia, Rumania y Polonia, dice Dejan Mihailovic Nikolajevic.

Otros países podrían seguir el mismo camino del Reino Unido; ésa es una opción real y abierta. Si esto se da podría ser un proceso paulatino de desintegración de la UE. Esto podría traer consecuencias a nivel global, según el catedrático.

No obstante, Moody’s  estima que pasarán al menos dos años antes de que la salida de Reino Unido se haga efectiva, un tiempo que, esperan, el país aprovechará para materializar acuerdos alternativos que minimicen los daños.

¿Podría afectar a México?

Aunque la salida del Reino Unido de la UE no tendría consecuencias directas para México, para Walter Astié-Burgos existen afectaciones indirectas no sólo para el país, sino para todo el mundo, de acuerdo con el reporte Estadísticas del Comercio Mundial de la Organización Mundial del Comercio (OMC). El Reino Unido es el octavo de 10 países que generan más exportaciones a nivel mundial, que hasta mayo de 2014 ascendían a 541,000 mde.

El Reino Unido y México actualmente tienen un acuerdo para duplicar el comercio bilateral a 4.2 billones de euros para 2015.

“Tenemos un acuerdo global de cooperación con la UE, a la cual aún pertenece el Reino Unido. Si sale, entonces quedaría excluida totalmente de ese acuerdo, y (México) tendría que buscar un acuerdo bilateral ya únicamente con el Reino Unido”, señala Walter Astié-Burgos.

La UE es el tercer socio comercial de México y, a su vez, nuestro país es el socio comercial número 15 de la UE. El comercio total entre ambos hasta 2014 era de 65,000 millones de dólares (mdd).

 

Siguientes artículos

Primer ministro de Islandia abandona entrevista por Panama Papers
Por

La investigación difundida por el ICIJ revela que Gunnlaugsson y su esposa, Sigurlaug Pálsdóttir eran dueños de una firm...