Llegado el momento, tu pensión podría estar por debajo de tus expectativas, así que hoy es oportuno saber cuánto ahorrar para lograr un ingreso adecuado al alcanzar el retiro.

 

Una vez que se alcance la edad de retirarse de la actividad laboral, la aspiración de toda persona es contar con una pensión que otorgue los recursos suficientes para mantener un nivel adecuado de vida. Una medición común que se utiliza para evaluar lo anterior, es lo que se conoce como la tasa de reemplazo. Ésta es una simple medición del porcentaje que representa la pensión del último salario percibido[1]. ¿Cuál sería una tasa de reemplazo adecuada? Organismos internacionales como la OCDE y la OIT han estimado que una tasa de reemplazo razonable sería de entre 50 a 70 por ciento[2].

La Consar ha insistido que los ahorradores deben estar alerta respecto a su Afore pues existe el riesgo de que la pensión que se obtenga esté por debajo de sus expectativas, por lo que se insiste en al menos dos vertientes para mejorar el monto de la pensión: primero, poner a disposición del trabajador, mayor cantidad y calidad de información para que éste pueda elegir la mejor Afore y, segundo, insistir en la importancia de efectuar aportaciones voluntarias a su cuenta individual en una Afore de manera consistente y desde temprana edad.

PUBLICIDAD

En este texto se revisan algunos aspectos vinculados con la importante interrogante de cuanto se debe ahorrar para lograr un ingreso adecuado al alcanzar el retiro.

 

¿Cuánto ahorro necesito para alcanzar una buena pensión?

La pensión que alcanzará un trabajador al terminar su vida laboral depende de un número importante de factores: la edad de retiro, los años de la carrera laboral, la evolución salarial del trabajador, la permanencia del cotizante en el mercado laboral formal, los rendimientos que genera el saldo acumulado en la cuenta individual, las comisiones que cobran las Afore, el nivel de ahorro voluntario y el  porcentaje de la aportación obligatoria al ahorro para el retiro[3].

Para hacer una evaluación exacta del monto pensionario al que tendría acceso cada trabajador, se debería conocer de antemano, y en un horizonte de largo plazo, la evolución futura de cada uno de los parámetros antes mencionados. Evidentemente como es de esperarse, lo anterior no es factible. Sin embargo, utilizando un conjunto de supuestos, se pueden desarrollar estimaciones de la cantidad que deberían acumular los ahorradores al momento de la jubilación para alcanzar distintas tasas de reemplazo[4].

img1_ahorrar

 

¿Cuánto ahorran para el retiro los trabajadores en México?

Como se sabe, en México la tasa de contribución obligatoria es del 6.5% del salario base de cotización (para un trabajador afiliado al IMSS).  Esta aportación se encuentra entre las más bajas a nivel internacional como puede verse en el siguiente cuadro 2.

img2_ahorrarEn pesos y centavos, considerando a un cotizante al IMSS, la aportación obligatoria para el retiro de un cotizante que perciba tres salarios mínimos es: el ahorrador aporta $71 mensuales, el patrón $324.9 y el gobierno $14.2, además de la cuota social que en este caso es de $140 al mes. Para este ejemplo, cada mes el trabajador ahorraría $550 para en su cuenta individual en una Afore que constituyen su saldo de ahorro para el retiro.

El siguiente cuadro 3 muestra el monto total de ahorro obligatorio que se alcanzaría al año (última columna).

img3_ahorrarDado que el ahorro obligatorio para el retiro que acumulan periódicamente los trabajadores es relativamente pequeño, es de esperarse que, de no incrementarlo, el monto que acumulen al final de su vida laboral será insuficiente.

 

¿Qué aportación obligatoria se requeriría para alcanzar un cierto objetivo de tasa de reemplazo?

La anterior es una pregunta muy relevante si establecemos como meta alcanzar una determinada tasa de reemplazo. Para efectuar un ejercicio representativo en ese sentido, se suponen diversas tasas de reemplazo deseadas (que van del 40 al 70%) junto con diferentes supuestos de rendimiento real (descontadas las comisiones) del saldo acumulado en la cuenta individual (rendimientos que van del 2% al 5%). Para cada una de esas combinaciones, se determina el porcentaje necesario de aportación obligatoria.  Esto lo muestra el cuadro 4 siguiente. Veamos un ejemplo concreto: supongamos que un rendimiento real del saldo de ahorro razonable sea de 2% o de 3% y supongamos de acuerdo con el estándar internacional, que una tasa de reemplazo adecuada es de 60% o de 70%. El cuadro mostraría que la aportación obligatoria necesaria para alcanzar esas tasas de reemplazo con esos rendimientos, sería de entre 16.8% y 25.4%.

img4_ahorrar

[1]Un análisis más amplio sobre el tema de las tasas de reemplazo se encuentra en el blog: “¿Qué factores determinan mi pensión? Una visión sobre tasas de reemplazo” (www.consar.gob.mx).
[2]Véase Íbid.
[3]Véase Íbid.
[4]Los supuestos para este  ejercicio son: carrera salarial plana de 40 años, edad inicial de cotización a los 25 años, edad de retiro de 65 años, densidad de cotización de 80%, cuota social vigente a febrero de 2015, rendimiento neto de comisiones de 4%, género masculino, saldo inicial de cero pesos, porcentaje de aportación obligatoria de 6.5%. La estimación de pensión corresponde al primer pago por retiro programado para un trabajador sin beneficiarios, URV vigente al 12 de febrero de 2015, el ingreso varía en términos del salario mínimo vigente en la zona A.

 

Contacto:

Twitter: @CONSAR_mx

Facebook: ConsarMexico

YouTube: CONSARMexico

Página oficial: consar.gob.mx

Blog: CONSAR

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Apple prohíbe ‘selfie sticks’ en sus conferencias
Por

Las extensiones para autorretratos están restringidas en las políticas de registro para los eventos de la firma tecnológ...