Reuters.- La Asamblea Nacional de Cuba proclamará el miércoles una nueva Constitución que permite al gobierno lanzar una modesta actualización de su sistema centralmente planificado y de partido único, con decenas de leyes que abarcan desde el área económica a la política.

Los cubanos ratificaron en febrero abrumadoramente en un referendo la nueva Constitución para actualizar la Carta Magna de 1976 luego de un año de debates públicos.

Si bien se mantiene el socialismo como “irrevocable”, incorpora los cambios ocurridos en la sociedad cubana desde el colapso de la Unión Soviética en 1991, como la apertura de la economía a los emprendimientos privados, junto a algunas reformas al sistema político.

El documento aclara algunas de las nuevas leyes que se elaborarán dentro de los próximos dos años, mientras que de manera general estipula que la Asamblea Nacional debe coordinar un cronograma para las aproximadamente 50 leyes necesarias para reestructurar el Gobierno.

Puedes leer: Cuba tendrá nueva Constitución el próximo 10 de abril

Analistas sostienen que si bien la Constitución establece el marco amplio para el proceso legislativo, hay un margen para promulgar más o menos reformas.

“La formación de un país más abierto y democrático depende de este proceso y no de la Constitución”, dijo el abogado y columnista legal de medios independientes, Eloy Viera Cañive.

Viera dijo que los cubanos necesitaban participar en el proceso, con la reciente expansión de internet que les brinda una herramienta poderosa. Las críticas en internet llevaron ya al Gobierno a retroceder parcialmente en las nuevas regulaciones para el sector privado y las artes en diciembre último.

Algunos cubanos esperan que el próximo proceso legislativo pueda enfocarse en una mayor modernización de la frágil economía estatal, batallando con tras la disminución de la ayuda de su aliado socialista Venezuela y un embargo comercial más estricto de Estados Unidos.

“Vigilaremos de cerca con qué rapidez Cuba avanza para convertir el reconocimiento de la Constitución de nuevas formas de propiedad privada en una ley que otorgue “personalidad jurídica” a las pequeñas y medianas empresas que son de propiedad privada”, dijo Michel Bustamante, profesor asistente de historia latinoamericana en la Universidad Internacional de Florida.

Sin embargo, se espera que las primeras leyes que apruebe la Asamblea Nacional sean un nuevo texto electoral que refleje la reestructuración del Gobierno dentro de un año y medio. En los próximos tres meses debe elegir un presidente, que se espera siga siendo Miguel Díaz-Canel, quien sucedió a Castro en abril pasado.

 

Siguientes artículos

Impesa y PayPal impulsarán comercio electrónico en Costa Rica
Por

Kipo será el sistema que permitirá a las personas y negocios realizar trasferencias hacia Costa Rica desde fondos genera...