Eliminar los bloqueos que impiden realizar pagos con tarjetas de débito y concentrarse en iniciativas que permitan fortalecer los mecanismos de protección permitirá que alrededor de 30 millones de personas tengan acceso al comercio electrónico.

 

 

En nuestro país existe un desbalance entre la emisión de tarjetas de débito y crédito. De acuerdo con Banxico, casi 45 millones de personas poseen una tarjeta de débito mientras los usuarios de tarjetas de crédito no alcanzan los 14 millones1. Si consideramos que –en promedio- cada persona posee dos tarjetas (que pueden ser de débito o crédito) la suma de tarjetas emitidas rebasa los 100 millones de plásticos. Para el e-commerce esto debería representar excelentes noticias, pero ¿qué sucede en realidad con los sistemas de pago electrónicos?

PUBLICIDAD

Si bien las tarjetas de débito son la forma de pago más utilizada en México –esto es natural considerando que cualquier persona con una cuenta bancaria tiene acceso a una– la mayoría de las instituciones bancarias han establecido candados de seguridad que impiden su uso para realizar transacciones en línea u ofrecen una utilización sumamente limitada.

Este fenómeno, traducido en un impacto al desarrollo del comercio electrónico, significa la anulación de prácticamente el 80% de las opciones disponibles de pago con tarjeta mientras que países como Brasil pueden presumir la existencia de 174 millones de tarjetas de crédito para una población de 192 millones de habitantes. Prácticamente 10 veces más que en México.

La principal razón para prohibir el uso de tarjetas de débito en pagos en línea obedece a la naturaleza de este tipo de tarjeta: el dinero se retira directamente de la cuenta bancaria del usuario. ¿Cómo brindar mayor seguridad a los tarjetahabientes y permitirles participar en el comercio online? Las principales opciones que pudieran considerarse son:  1) Autorización explícita del tarjetahabiente para poder utilizar su tarjeta de débito en comercios electrónicos, 2) Límites de compra (por transacción y diarios) asignados por el tarjetahabiente, 3) PIN electrónico para validar compras 4) Número de celular o app móvil al cual pueda ser enviado un código de confirmación.

Eliminar los bloqueos que impiden realizar pagos con tarjetas de débito y concentrarse en iniciativas que permitan fortalecer los mecanismos de protección de dichas operaciones permitirá que alrededor de 30 millones de personas tengan acceso al comercio electrónico, generando un impulso de crecimiento a la economía del país.

Contacto

Twitter : @Dafiti_Mexico

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

“México no es un país bananero”. ¿No?
Por

Al parecer, para los extranjeros este no es un país bananero. Pero, ¿para nosotros? ¿Es éste el Mexico’s moment visto de...