Es momento de “flechar” a los consumidores. Pero ¿cómo lograr que tu marca sea una lovemark? Te comparto 5 herramientas para que la conviertas en un parteaguas en la creación no sólo de contenidos, sino también de nuevos formatos.

 

Hace unos días me visitó Julián, un amigo de la universidad que actualmente vive en Texas. Cuando vino a mi casa, llegó con Perla, su sobrina de alrededor de 7 años, hija de su hermana que vive en la Ciudad de México. Mientras platicábamos, Perla no dejaba de ver unas estatuillas que tengo sobre una repisa, hasta que de repente volteó hacia Julián para llamar su atención, y le dijo: “¡Mira, tío!, para mi amiga Mony.”

Julián se dirigió hacia ella para llevarla a donde él estaba, pero ella insistía en volver. ¿Qué había llamado tanto su atención? Resulta que el próximo Día de San Valentín, Perla tiene que dar un regalo a una compañera de la escuela. ¿Y qué creen?, que le gustó una estatuilla del famosísimo Cupido, uno de los símbolos representativos de esta fecha. Así fue como salió el tema sobre esta celebración, también muy conmemorada en Estados Unidos, como me comentó Julián.

Tradicionalmente, febrero es conocido como el mes del amor y la amistad, pues es tal el impacto del Día de San Valentín que durante todo este mes nos vemos bombardeados por flores, corazones, dulces, muñecos de peluche y todo tipo de regalos que nos adentran a ese espacio y en el que parece que inevitablemente acabaremos “endulzados” y “llenos de pétalos”.

Sí, la fecha tiene mucho significado para muchas personas, quizá porque evoca nuestra parte emocional que como seres humanos debemos satisfacer.

Y quienes celebran este acontecimiento no se limitan en gastos ni esfuerzos. De acuerdo con la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope ServyTur), 8 de cada 10 habitantes de la Ciudad de México y su zona metropolitana, así como de Guadalajara y Monterrey, celebran el Día de San Valentín.

Además, según un estudio del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, 8 de cada 10 habitantes de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey gastan en promedio 500 pesos.

Publicidad

De forma personal, nos puede gustar o no celebrar el Día de San Valentín; sin embargo, como profesionales de marketing no podemos negar que representa una gran oportunidad para destacar nuestras marcas. Este ambiente romántico generado por el amor y la pasión entre los enamorados, bien puede ser capitalizado para impulsar nuestra marca y despertar la pasión de los consumidores.

Pero, ¿cómo despertar la pasión por nuestra marca en un mar de información, sobre todo en el mundo online? Desde luego que no es algo sencillo. Requiere de algunas herramientas que, utilizadas y combinadas estratégicamente, ayuden a destacar nuestra marca en medio de tantos contenidos y lograr el impacto deseado. Aquí te comparto algunas:

  1. Utiliza el poder de las redes sociales
    Ya no hay pretexto que valga… Cualquier marca que quiera llegar a sus consumidores y vender sus productos y servicios, tiene que generar presencia en redes sociales. Muchas compañías alrededor del mundo le han apostado a los canales digitales, sobre todo a las redes sociales, para llegar a sus audiencias y lograr un vínculo más cercano.
    Gracias a las interacciones en redes sociales se desarrollan relaciones emocionales más estrechas entre la marca y el consumidor. Si consigues que tu fan page se convierta en un espacio de referencia para tu consumidor, habrás hecho un buen trabajo de enamoramiento.
    Además, recuerda que al vincularse con la comunidad online, los usuarios tienen la oportunidad de compartir experiencias acerca de la marca, las cuales, de ser positivas, son la mejor publicidad que pudieras tener. Hoy existen en el espacio digital varias redes sociales; sólo es cuestión de elegir la que tu marca necesita para enamorar a los consumidores.
  2. Genera contenidos de calidad
    Una buena estrategia de manejo de redes sociales va de la mano con una de marketing de contenidos. En la actualidad, los contenidos son la clave para seducir a la audiencia y convertirla en clientes cautivos. Las opciones son tan amplias como los regalos de San Valentín, y van desde sencillos posteos armados con texto hasta infografías y videos, sin olvidar los originales y virales memes que tanto han inundado la web.
    El cielo es el límite y la creatividad es la nave para volar, así que puedes convertir a tu marca en un parteaguas en la creación no sólo de contenidos, sino también de nuevos formatos. Considera que un factor importante es que sean de calidad, es decir, que ofrezcan información útil y de valor para tu comunidad online.
  3. Personaliza todos tus contenidos
    La personalización no es un concepto nuevo, pero las marcas están aprovechando las nuevas tecnologías y plataformas mediáticas para contar sus historias. De la misma manera como pensamos cuando buscamos el regalo perfecto para dar en San Valentín debemos tener presente que la creación de experiencias personales a través de un storytelling digital creativo y personalizado facilitará la conexión emocional entre los consumidores y la marca.
    Gracias a la personalización, nuestros contenidos se vuelven mucho más efectivos, capaces de atraer la atención del consumidor, hacer que éste los comparta y lograr el engagement que los haga mantener con los ojos fijos y totalmente enamorados de nuestra marca en espera de nuevas sorpresas.
  4. Optimiza tus contenidos online
    La búsqueda es el método más importante para encontrar información en línea, sobre todo cuando se trata de encontrar regalos para fechas tan especiales como el Día de San Valentín. Ante ello, la optimización de contenidos para buscadores (SEO), a través de palabras clave, es una herramienta esencial para lograr mayor visibilidad por búsquedas.
    ¿Qué contenido se puede optimizar? Casi todos tus activos digitales pueden ser optimizados, aunque ¡ojo!, pues de las palabras clave –meta tags– que utilices dependerá el mayor o menor grado de visibilidad.
  5. ¡Mezcla!
    Si bien es cierto que con el boom de internet, muchos de los usuarios buscan información a través de medios online, esto no significa que debes dejar de lado tus estrategias de marketing tradicional; por el contrario, pues no por nada cada mes de febrero nos topamos por donde quiera con anuncios y promociones del 14 de febrero.
    La idea es alinear tu estrategia tradicional con la digital, e impulsarlas juntas para llegar con mayor fuerza al consumidor. Recuerda, se trata de atrapar y enamorar a tu audiencia, y en la guerra y el amor, así como en el marketing, todo se vale.

Todo el “ruido” en torno del Día de San Valentín es una gran oportunidad que las marcas y los negocios no deben dejar pasar. Celebraciones como ésta, que se festejan el mismo día en otros países como Chile, Cuba, Ecuador, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay, entre otros, son una ventana única para asomar tu marca tanto en México como hacia otros países, pues canales de comunicación como las redes sociales, hoy nos permiten traspasar las fronteras geográficas para llegar a esas audiencias.

Recuerda que la pasión es un elemento importante en toda marca, ya que es esencial para lograr en sus consumidores una conexión emocional tan profunda que conduzca al enamoramiento. Si lo logramos habremos convertido nuestra marca en una “lovemark”, capaz de alcanzar el mayor nivel de fidelización y lealtad, que indudablemente conducirá a nuestra estrategia de marketing hacia el éxito.

Una conocida frase del comunicador social y periodista colombiano Jorge Hernán Gutiérrez, dice: “El marketero debe ser un cupido que enamore al consumidor y la marca.” Por esto, no olvides capitalizar y aprovechar este momento para “flechar” a los consumidores.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @HectorMezaC

Facebook: Héctor M. Meza

LinkedIn: Héctor M. Meza Curiel

Página web: InfoSol – Soluciones Integrales en Comunicación

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Qué le enseña Brasil a México sobre su enemigo común?
Por

En México, la corrupción es un secreto a voces y difícilmente es menos grave que en Brasil. Lo que no existe es un marco...