La última batalla pública de Donald involucra al fundador de Amazon y Blue Origin. Ésta es la historia.

 

Por Alex Knapp

Ayer, el candidato presidencial republicano Donald Trump usó Twitter para publicar una serie de tweets en los que criticaba duramente a Amazon y a su CEO, Jeff Bezos. En esos tweets, Trump criticó al e-tailer por ser una “empresa sin ganancias” y afirmó que Bezos solamente compró el Washington Post con el propósito de mantener bajos los impuestos de Amazon.

He aquí algunos de los tuits:

El @washingtonpost, que pierde una fortuna, es propiedad de @JeffBezos sólo para mantener los impuestos bajos en su empresa sin ganancias, @amazon

El @washingtonpost pierde dinero (una deducción) ¡y da a su dueño @JeffBEzos poder para arruinar al público con los bajos impuestos de @Amazon! Es un gran refugio fiscal

Si @amazon tuviera que pagar impuestos justos, sus acciones se desplomarían y se derrumbaría como una bolsa de papel. ¡La estafa del @washingtonpost la salva!

Jeff Bezos no respondió a la acusación de Trump sobre si el activo personal propiedad de Bezos sirve para deducir impuestos para Amazon, a pesar de que Amazon no tiene ninguna participación en la propiedad de la misma. Él, sin embargo, invitó a Trump a disfrutar de los servicios de otra compañía de su creación, Blue Origin, que probó con éxito el aterrizaje de un cohete el mes pasado. Finalmente destrozado por @realDonaldTrump. Aún así le reservaré un asiento en el cohete Blue Origin. #enviemosaDonaldalespacio

Lo que muchos probablemente estarán deseando, es que ese viaje tenga sólo un boleto de ida.

 

Siguientes artículos

Cinépolis-perdidas-económicas-empleados
Cinépolis estrena negocios en el sector inmobiliario
Por

Cinépolis quiere aprovechar la ubicación de sus propiedades y convertirlas en proyectos de uso mixto. Hoteles, hospitale...