La Comisión Federal de Electricidad (CFE) planeó desde el viernes 12 de febrero cómo evitar que el desabasto de gas natural desde Texas impactara en el país, que depende en 65% de ese combustible, con la compra de barcos con el energético… y aun así hubo apagones y se mantendrán durante esta semana.

Durante la conferencia presidencial matutina de este jueves, Miguel Reyes, director general de CFEnergía y CFE Internacional, explicó que la CFE y el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) tuvieron reuniones desde el pasado viernes para anticipar las afectaciones al sistema eléctrico.

Lee también: No se aprobó restricción para vender gas de Texas: AMLO

De acuerdo con el funcionario, el problema de los apagones se originó por el incremento de la demanda de gas natural para calefacción y energía eléctrica en Texas desde la semana anterior, hacia el 7 de febrero, por las bajas temperaturas en esa entidad estadounidense.

Agregó que se observó un “pico importante” en la demanda de gas, el doble del consumo de México en solo cuatro días.

Reyes dijo también que la tormenta invernal inhabilitó la generación de energía solar y eólica en Texas, el principal proveedor de México, lo que disparó aún más la demanda de gas y comenzó una especulación sin precedentes sobre los precios del combustible.

“Vamos monitoreando lo que está ocurriendo con estos mercados. El día 12 de febrero, el viernes pasado, se presentan los eventos que es lo que da lugar a que CFE, el Cenace y el sector energético en general hagan una planeación de lo que va a ocurrir posteriormente”, precisó el directivo.

No te pierdas: Helada paraliza sector de energía en Texas por sexto día, con afectación a México

Luego, se congeló la infraestructura para la transmisión de gas natural, lo que derivó en un incremento inusitado de sus precios, que pasaron primero de 3 a 100 dólares y luego hasta 900 dólares por millón de BTU (British Thermal Units, la unidad calorífica de referencia en el mercado).

Desde ese mismo viernes, la CFE decidió comprar gas natural licuado en barcos que llegarán entre hoy y mañana a las terminales regasificadoras de Manzanillo y Altamira.

“¿Qué se hizo? Se compraron barcos de gas natural y al mismo tiempo se buscó la sustitución por otros combustibles en las plantas duales de la CFE, cosa que no tienen las privadas, entonces garantizamos el suministro desde el viernes hasta el domingo y estábamos en inventarios entre el 90 y 96%. Ya para el lunes tuvimos una afectación significativa del suministro de gas natural”, comentó el funcionario.

Reyes agregó que si bien se ha comentado que no había coberturas de gas o que no se tenía almacenamiento, el problema se centró en que por las bajas temperaturas el gas ni siquiera podía desplazarse, lo que afectó la generación de electricidad.

Ante ello, la CFE echó a andar plantas de generación con otros combustibles para compensar la falta del energético, cuyo suministro se cortó desde el 48% el lunes hasta 61% el martes y 45% el miércoles.

“Todos estos suministradores y transportistas son los que nos informaron de cortes constantes y los cortes no son planificados, de repente 5 minutos antes nos dicen se va a cortar el suministro y se informa al Cenace, y se tiene que meter otro tipo de plantas para que no exista el problema de la carga”, justificó el funcionario.

Aunado a ello, Pemex vendió combustóleo a bajo precio a la CFE para que mantuviera su producción de electricidad en sus plantas.

Te recomendamos: Contaminación por combustibles fósiles causa una de cada cinco muertes prematuras en el mundo: estudio

Un día después, el Cenace publicó en su sitio web la declaración de estado de emergencia ante los incrementos en el precio del gas de hasta 10,000%, pero sin cortes de luz.

La noche del domingo 14 de febrero el operador eléctrico comenzó con los cortes de suministro que dejaron sin electricidad a 4.6 millones de clientes en 26 estados, los cuales fueron reconectados al servicio eléctrico paulatinamente hasta la tarde del 17 de febrero.

De acuerdo con la CFE, el lunes entraron en operación 21 centrales de generación de esa empresa y de privados para compensar la indisponibilidad de otras 20 centrales que operan con gas natural, con un déficit de casi 150 MW en capacidad.

Por ello, el lunes hubo interrupciones en la energía por la mañana en 4 estados del norte y luego en 21 estados por la tarde, mientras que el martes se registraron afectaciones en 29 de las 32 entidades del país; en tanto, para el miércoles, las afectaciones volvieron por la noche a 21 entidades.

Para este jueves no se descartan afectaciones al suministro de energía eléctrica, por lo que el presidente pidió a la población reducir su consumo de energía en lo que se normaliza la generación.

El martes, empresas maquiladoras, en su mayoría ubicadas en la frontera norte del país, la zona más afectada por apagones, estimaron que esta falta de energía generarían una pérdida de 200 millones de dólares cada hora a unas 800 compañías.

De igual forma, automotrices como Volkswagen, General Motors y Audi han tenido que limitar su producción por la falta de gas.

México tiene una gigantesca dependencia del gas natural estadounidense: importa 70% del gas que demanda el país. Además, 60% de la electricidad que se produce en el país proviene de plantas que utilizan este combustible.

Nuestro país tiene más de 2 décadas anclando su matriz energética al gas y más de 10 años al de Estados Unidos por ser el más barato del mundo ante la revolución de la fractura hidráulica (fracking), aunque la producción nacional comenzó a declinar desde 2009. 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

dólares
Inversión extranjera directa en México disminuye casi 12% en 2020
Por

Los sectores que recibieron los montos más grandes de la inversión extranjera directa fueron las manufacturas y servicio...