Entre el primer trimestre de 2018 y el primer trimestre de 2019, el delito de suplantación de identidad se triplicó entre los usuarios de servicios financieros, así lo denunció Juan Pablo Graf, titular de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

“Los desafíos son cambiantes, ante la innovación y avances estamos en la implementación de la tecnología de control biométrico que nos ayudará a reducir los delitos de suplantación de identidad”, dijo durante la inauguración de la 83 Convención Bancaria.

Lee también: SRE y el SAT darán datos biométricos de los mexicanos a Gobernación: Sánchez Cordero

A inicios de marzo, finalizó la prórroga para que los bancos incorporaran controles biométricos para la identificación de los clientes.

En julio de 2019, la Condusef informó que durante el primer trimestre del año se habían registrado cerca de 30,000 reclamaciones de clientes de bancos por posible robo de identidad.

El monto de las afectaciones ascendió a 297 millones de pesos, de los cuales, los clientes apenas habían podido recuperar 93 millones.

Las principales razones por las que ocurre el robo son: Pérdida de documentos personales, hurto de identificaciones y datos robados de tarjetas de crédito.

Juan Pablo Graf explicó que, desde la CNBV, se promueve que los bancos tengan políticas de seguridad al interior de las instituciones y que incrementen los controles de confidencialidad de la información. Adicionalmente, señaló que se formulará una serie de recomendaciones a las instituciones bancarias, a fin de garantizar sus operaciones ante una contingencia por el coronavirus.

 

Siguientes artículos

Reaperturas no disminuye incertidumbre sobre recuperación economía, señala Banxico
Por

Banxico recortó en junio por novena ocasión consecutiva la tasa clave de interés a un 5%, su nivel más bajo desde septie...