El 2015 será un año difícil, lleno de volatilidad, pero tanto para México como para la economía global será mejor que el 2014. Te digo el porqué.

 

 

Son muchos los ingredientes que pueden provocar un mejor crecimiento para México en el 2015, y esos mismos son los que podrían detonar nuevamente un crecimiento menor al esperado. La previsión de crecimiento para el 2015, tanto oficial como del consenso de analistas, se ubica en un rango de entre 3% y 3.6% –cabe aclarar que no es una cifra tan mala si la vemos frente a los crecimientos del 2013, de 1.1%–. Para el 2014 estará alrededor del 2.2-2.3%; tener en el 2015 un punto adicional de crecimiento es una noticia positiva.

PUBLICIDAD

 

Estados Unidos de América

Sin lugar a dudas, esta nación será la razón y el ingrediente más importante de crecimiento que tenga México; desafortunadamente, no en el corto plazo –tampoco se dará la implementación de las reformas que puedan contribuir a un mayor crecimiento en el próximo año–. Los EUA, con su economía a pleno empleo y con indicadores económicos que siguen sorprendiendo al alza, nos debe de llevar a este desarrollo con un número mayor al 3%. Cabe mencionar el riesgo que representa el crudo invierno que se avecina, mismo que pudiera tener una afectación en el crecimiento, sobre todo en el primer trimestre. De darse dicha situación podría ocurrir lo que sucedió este año, en que el primer trimestre fue muy malo pero fue compensado por los subsecuentes.

 

Precios del petróleo

Los precios de esta importante materia prima se han venido en picada, aunque esto no represente un problema real para México en el 2015, porque ya se ha logrado cubrir con instrumentos derivados, y para llegar al presupuesto de ingresos sí representa un problema de ligero endeudamiento en el corto plazo, ya que de algún lado tiene que salir ese faltante que se había presupuestado inicialmente (el cálculo se elaboró a un precio de 79 dólares por barril, una parte se cubrió a 75 dólares y la otra a 71). Sí representa una preocupación la implementación de la reforma energética, ya que el costo de extraer petróleo está cercano al precio actual de la mezcla (precio cercano a los 75 dólares). Por otro lado, la noticia positiva es que con petróleo más barato Estados Unidos crece más, y eso nos beneficia.

 

Entorno global

El principal motor de la economía global es Estados Unidos, el segundo es China, que va a crecer a un menor ritmo de lo que lo venía haciendo; se estima que crecerá al 7.5%. Esta desaceleración ha impactado de manera muy fuerte a economías muy vinculadas a la China en Europa, Asia y Sudamérica. De aquí deriva que muchos países emergentes han reducido abruptamente su tasa de crecimiento. Japón es la tercera economía más fuerte, y pensamos que con los nuevos estímulos, así como el haber pospuesto el alza de impuestos, podrían darle un aliento adicional. Por último Europa, que atraviesa por un momento difícil, pero que también ha anunciado un programa agresivo de recompra de bonos, con objeto de estimular la economía y la inflación en esa región.

 

Conclusión

Sin duda, el 2015 será un año difícil, lleno de volatilidad, fundamentalmente por la política monetaria en los EUA y por los precios del petróleo, pero tanto para México como para la economía global, 2015 será mejor que el 2014.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @CISomozaMusi

Página web: CI Estrategias por Somoza Musi

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Cuáles son las tendencias del talento en América Latina?
Por

El talento sobresaliente escasea cada vez más, y tu compañía enfrenta importantes retos para atraer lo mejor de lo mejor...