Hace cuatro años, un grupo de mujeres se reunió en una pequeña sala del Instituto Simone de Beauvoir en la Ciudad de México. Académicas y articulistas de Wikipedia trabajaron durante cinco horas con un mismo propósito: reescribir la historia en la enciclopedia más grande del mundo, pero esta vez con las mujeres siendo parte de ella.

A nivel mundial, solo 1 de cada 10 articulistas de Wikipedia o ‘wikipedistas’ es mujer, una brecha de género que, la propia Fundación Wikimedia ha aceptado, contribuye a un sesgo evidente en el contenido de la plataforma. Un ejemplo claro: apenas 19% de las biografías en español del sitio es sobre una mujer.

“No quiero decir que Wikipedia es machista, pero muchas de las personas que colaboran en ella sí”, le cuenta a Forbes México Carmen Alcázar, presidenta de Fundación Wikimedia a nivel nacional.

Las Editatonas nacieron ante esta necesidad, en un Wikipedia en el que solo 12% de los perfiles pertenecían a una mujer y el estatus civil o la información sobre la familia del personaje en cuestión pesaban más que su trayectoria. “Para ese entonces [2012] un gran porcentaje de las biografías de mujeres eran sobre actrices porno”, recuerda Alcázar.

A diferencia de los Editatons o los maratones de edición y creación de contenido que ya existían en otras partes del mundo y en México, esta iniciativa exclusivamente para mujeres fue planeada en función a una perspectiva de género, adaptándose a ciertas necesidades, como horarios o la facilidad de tener una guardería en las instalaciones.

“Si las mujeres no están ahí [en la plataforma], inconscientemente pensarán que no somos importantes”, menciona Alcázar. Y es Wikipedia es el quinto sitio más consultado del internet, de acuerdo a Alexa Internet de Amazon, con 6,000 personas visitándolo cada segundo.

Sin embargo, en una plataforma de naturaleza colaborativa, esta clase de esfuerzos topa con su propio techo de cristal. En un inicio, asegura la experta, la comunidad wikipedista no lo vio con ‘buenos ojos’. “Hablaban de una una discriminación a la inversa y tuvimos que explicar que en realidad se trataba de una discriminación positiva”.

Los retos siguen estando latentes. Un ejemplo reciente, recuerda la especialista, fue el Editatona sobre mujeres futbolistas en el que se dedicaron a crear artículos sobre los clubes femeninos de fútbol. “No creyeron que fuesen lo suficientemente relevantes como para tener su propia entrada, y en su lugar proponían adjuntarlos a otro artículo, como una subsección”.

Y aunque ‘actrices porno’ ya no es la categoría de mujeres que más figura, el camino aún es largo. De acuerdo a cifras de Wikimedia México, el segmento en el que más presencia tienen las mujeres actualmente es en ‘Actrices’ y esto representa apenas 2.12% del total de artículos en Wikipedia en español. Mientras tanto, las cifras son mucho más dramáticas en categorías como “políticas”, “científicas” o “futbolistas” (1.20%, 0.68% y 0.06% respectivamente).

Si bien es cierto que Wikipedia es el principal sitio de referencia en internet, Alcázar destaca que se trata de una fuente secundaria, es decir, que ningún contenido de Wikipedia es original. Por tanto sin el apoyo de medios, investigadores y otros jugadores del entorno informativo, seguirá siendo difícil equiparar la balanza.

A la fecha, este proyecto nacido en México ha cruzado fronteras y se ha replicado en países como España y Argentina, incluso en lugares en donde la fundación no tiene presencia, como Guatemala y Nicaragua.

En 2018 recibió el Premio del Fondo Regional para la Innovación Digital en América Latina y el Caribe (FRIDA) en la categoría de Tecnología y Género.

 

Siguientes artículos

La lucha de Bonnie Ross por empoderar a las mujeres ‘gamers’
Por

Bonnie Ross es una de las mujeres más importantes de la industria de videojuegos y como VP de Microsoft Studios ha impul...