A Bonnie Ross le tocó prácticamente abrir brecha en la industria de los videojuegos, y es que cuando ella llegó a este mundo, hace ya al menos un par de décadas, era una de las pocas mujeres presentes en él.

Sin embargo, este hecho de ninguna manera la afectó, sino que la retó a romper paradigmas. Y el desafío valió la pena, toda vez que es considerada una líder de la industria, por el trabajo que realizó, entre mucho otros, en Halo, una franquicia que ha vendido más de 60 millones de juegos en el mundo.

Fue esta trayectoria la que la llevó a ser seleccionada para en 2019 ser la primera mujer integrante del Salón de la Fama de la Academia de Artes Interactivas y Ciencias (AIAS, por sus siglas en inglés), un sitio en el que están presentes personajes ícono de esta industria como Hideo Kojima o Tim Sweeney.

El mérito llega, además de por su trabajo, por el empoderamiento que desde su trinchera ha buscado dar a las mujeres, quienes considera hoy más que nunca pueden crecer a través de los videojuegos.

PUBLICIDAD

Y los números la apoyan. De acuerdo con cifras de NewZoo, alrededor de un 45% de los gamers del mundo son mujeres, por lo que efectivamente este es el mejor momento para apoyar el crecimiento de ellas desde este lugar.

“Para mí representa un honor enorme el que valoren el trabajo que he hecho en juegos como Halo, pero me emociona aún más que reconozcan lo que hemos hecho en el impulso a la diversidad en los videojuegos, una contribución a la que le he dedicado mucho”, explica en entrevista con Forbes México.

El poder de influir

Han sido dos caminos los que ha tomado Bonnie Ross por el empoderamiento femenino desde los juegos, y el primero de ellos está relacionado con la capacidad de influencia que los videojuegos pueden tener en los niños y niñas.

“Las niñas y los niños reciben influencia directa de los videojuegos desde que comienzan con ellos desde pequeños”, dice, y es por esta razón por la que ha trabajado fuerte porque existan cada vez más personajes femeninos importantes presentes.

“Lo que queremos con esto es que cuando las niñas jueguen se identifiquen con los personajes y se sientan fuertes, sientan que son ellas las que pueden siempre dar la batalla y ganar”, explica Ross, quien se desempeña como VP de Microsoft Studios y directora de 343 Industries.

Este es un sitio en el que poco a poco, afirma, se ha ido ganando terreno, toda vez que todos los días aparecen videojuegos nuevos en los cuales son mujeres las que llevan la batuta del mismo. Un ejemplo de ello es Battlefield V, de EA, lanzado a finales de 2018, y que incluyó a soldados mujeres con papeles de peso muy relevante dentro de su historia.

Pero la lucha de Ross en este sentido no se ha quedado en últimos tiempos sólo en el terreno de las mujeres, sino que la ampliado hacia la diversidad, es decir, hacia la integración y crecimiento de cualquier minoría.

“Creo que no sólo debemos pensar en empoderamiento de las mujeres, sino también en el de las minorías, y el hecho de que se permita hoy a cualquiera diseñar su personaje de acuerdo con sus propias características nos ayuda a avanzar de forma brutal en su crecimiento”, señala.

Cortesía Xbox

Mujeres y tecnología

El otro camino que la desarrolladora de videojuegos ha impulsado y que está directamente relacionado con el empoderamiento femenino es el tratar de acercar a más mujeres no sólo a la industria de los videojuegos, sino en general al entorno de la tecnología.

“A mí me parece que los videojuegos son también esenciales para crear un puente entre las niñas y la tecnología, que sirva para ellas entiendan lo que pueden llegar a hacer si deciden dedicar su vida a una carrera de este tipo”, indica Ross.

La ejecutiva de Microsoft Studios pone como ejemplo la cercanía que se logró establecer, por ejemplo, con Minecraft, juego que, desde su perspectiva, ha sido importante para llevar a más pequeñas a sentirse atraídas hacia las llamadas carreras STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

Este avance paulatino se ha visto ya en la industria a la que pertenece, la de los videojuegos, toda vez que ya un 23% de su fuerza de trabajo, de acuerdo con datos de Facebook, está en manos de mujeres. Sigue siendo este número bajo, sin embargo, es sin duda mayor al Ross conoció cuando llegó a este mundo.

“Creo que hemos avanzado mucho en cuestión de inclusión y diversidad, pero tenemos aún mucho por delante, tenemos que seguir creciendo la exposición de este trabajo que se ha venido realizado”, concluye.

También te puede interesar:

Vencen mexicanos en desarrollo de videojuegos

 

Siguientes artículos

Agencia Digital de la CDMX promete seguimiento a datos de delitos y gastos
Por

La Agencia Digital de la capital busca que cualquier usuario encuentre, entre otros datos, los de carpetas de investigac...