Reuters.- La mayoría de la industrias de Venezuela está trabajando a un tercio de su capacidad, donde el 42% estima que operará solo un año más en el país debido a la crisis económica, reveló el jueves una encuesta de Conindustria, organización que agrupa a las 2.500 principales empresas de la nación.

La nación petrolera enfrenta su peor crisis económica con una recesión que ya dura cinco años, mientras la hiperinflación alcanzó en noviembre un alza interanual de 1,299,000,000%, según la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, que lleva estadísticas ante la ausencia de cifras oficiales.

Por la crisis y las restricciones en el acceso a divisas, muchas multinacionales ya han minimizado su actividad y otras se han ido, como la fábrica de neumáticos Goodyear, que el lunes cesó sus operaciones.

“La vida con hiperinflación, aumento de impuestos, menos demanda y bajo acceso a la materia prima nacional e importada es difícil”, dijo Juan Pablo Olalquiaga, presidente de Conindustria al presentar los resultados de la consulta trimestral que realizada a sus asociados.

El 42% de los industriales respondió que trabajarán 12 meses más en el país debido a que las condiciones económicas son desfavorables, mientras 73% dijo que sus plantas están operando hasta un 30% de su capacidad instalada.

Según el presidente Nicolás Maduro las dificultades financieras de Venezuela obedecen a que hay una “guerra económica” por parte de Estados Unidos y los empresarios venezolanos.

Pero críticos y economistas aseguran que las distorsiones se deben al modelo de controles, desde el que rige el tipo de cambio hasta los precios de los alimentos y que ya duran mas de una década.

En agosto, Maduro devaluó la moneda, subió el salario mínimo, restó cinco ceros a la moneda y aumentó los impuestos en lo que describió como un plan de crecimiento y recuperación económica.

Te puede interesar: Gobierno de Nicaragua anuló cinco ONG que critican a Ortega

Sin embargo, analistas calificaron las medidas como acciones desordenadas porque no corrigen las distorsiones de la economía, que han llevado a la migración de 3 millones de personas, según Naciones Unidas.

Maduro prometió el miércoles nuevos anuncios económicos, pero los industriales no tienen muchas expectativas porque hasta ahora los sucesivos planes han fracasado.

En la encuesta, el 38% de las industrias dijo que perdió a su personal calificado. “La pérdida de ese personal se convertirá en un factor restrictivo para cuando se requiera recuperar a la actividad industrial”, agregó Olalquiaga.

 

Siguientes artículos

Gobierno de Nicaragua anuló cinco ONG que critican a Ortega
Por

La medida pone en evidencia “violaciones contra los derechos humanos” en los ocho meses de protestas antigubernamentales...