El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) informó que Latinoamérica y el Caribe (LAC) podrían aumentar los flujos anuales en 11 mil millones de dólares (mdd) adicionales si combinara los 33 acuerdos comerciales independientes en un solo bloque de libre comercio regional.

Para lograr esto se requiere que las naciones que componen estas zonas tracen una hoja de ruta donde Argentina, Brasil y México sean las naciones principales de este crecimiento y tomen el liderazgo en el comercio regional.

Un TLC-LAC produciría un aumento promedio del 9% del comercio intrarregional de bienes intermedios utilizados en las exportaciones de América Latina y el Caribe, que fortalecería las cadenas de valor poco desarrolladas de la región según el estudio del BID.

PUBLICIDAD

Los datos están concentrados en un estudio realizado por la entidad bancaria e indica que LAC tiene una serie de tratados comerciales pero la Alianza del Pacífico y el MERCOSUR son sus dos principales acuerdos y pilares para la economía.

El MERCOSUR hasta este momento contribuye con 2,422 mdd, y la Alianza del Pacífico con 1,769 mdd, y ambos representa el 81% de lo que se percibe en el PIB regional.

Desde que se emprendieron estas dos alianzas, se incrementó el comercio intrarregional en un 64% en promedio. Sin embargo, los beneficios no estuvieron a la altura de este mercado de 5 billones de dólares podría ofrecer y tiene muchas carencias para que sea uno de los más competitivos.

Puedes leer: Ellos son los millonarios de Centroamérica y República Dominicana

Con la hoja de ruta se maximizarán estos beneficios por medio de un camino de convergencia de los ACP existentes, que conduzca a un Tratado de Libre Comercio de América Latina y el Caribe (TLC-ALC).

“Unidos, pueden ayudar a mejorar la competitividad de la región en el exterior, particularmente en el entorno del comercio actual, cada vez más desafiante. Aislados, estos tratados están condenados a la irrelevancia o a una muerte lenta, a la luz de los acuerdos en Europa, Asia y América del Norte”, afirmó Antoni Estevadeordal, gerente del Sector de Integración y Comercio del BID.

Otra de las propuestas que hace el documento, es la eliminación de aranceles, la cual impulsaría el comercio intrarregional de todos los bienes un 3.5%, es decir, 11.3 mdd adicionales, estimados sobre la base de los flujos de 2017.

El incremento de las exportaciones ascendería desde 1%, la minería de países andinos y en las manufacturas mexicanas hasta 8% y en agricultura centroamericana 21%.

“Un TLC de este tipo podría atenuar en 40% los efectos negativos de las fricciones del comercio mundial sobre las exportaciones de América Latina y el Caribe”, agregó el funcionario Estevadeordal,

También el informe del BID remarcó que el acuerdo panregional podría constituir una póliza de seguro efectiva contra las pérdidas de mercado.

 

Siguientes artículos

Santo Domingo quiere acaparar el turismo de convenciones
Por

La ciudad busca colocarse en el mapa del rentable turismo de reuniones, dominado por las ciudades de Sudamérica.