Si hay algo que diferencia entre un recién egresado y Bill Gates, es el certificado universitario. Consciente de ello, el fundador de Microsoft Corporation proporcionó algunas lecciones de vida con estudiantes recién egresados de la Universidad de Columbia:

Aquí te compartimos su discurso:

Texto original, en Mic.

 

PUBLICIDAD

“¡Felicitaciones! Han logrado algo que yo nunca logré hacer: ganar un título universitario.

Entre su ceremonia de graduación y su familia en la fiesta de graduación, estoy seguro de que van a recibir muchos consejos. Bajo el riesgo de exagerar, pensé en compartir algunos más.

Los nuevos graduados universitarios a menudo me piden consejos para su carrera. Tuve la suerte de estar en mis veintes cuando la revolución digital iniciaba, y Paul Allen y yo tuvimos la oportunidad de participar en ella. (Lo que explica mi falta de título universitario, salí de la escuela porque temíamos que la revolución se hiciera sin nosotros.)
Si yo estuviera empezando hoy y buscara la misma clase de oportunidades para hacer un gran impacto en el mundo, consideraría tres campos:

Uno es la inteligencia artificial, apenas acabamos de comenzar a explorar todas las formas posibles para que la vida de las personas sea más productiva y creativa.

El segundo es la energía, porque una energía limpia, barata y confiable será esencial para combatir la pobreza y el cambio climático.

El tercero son las biociencias, que están listas para ayudar a las personas a vivir vidas más largas y saludables.

Sin embargo, algunas cosas en la vida son ciertas sin importar qué carrera elijan. Ojalá hubiera entendido mejor estas cosas cuando salí de la escuela:

La inteligencia no es tan importante como pensé que era, y toma muchas formas diferentes.

En los primeros días de Microsoft, creía que si podías escribir un gran código, también podías administrar bien a un equipo de persona o dirigir el departamento de mercadotecnia o asumir cualquier otra tarea. Me equivoqué sobre eso. Tuve que aprender a reconocer y apreciar los diferentes talentos de la gente. Cuanto antes puedas hacer esto más abundante será tu vida.

Otra cosa que desearía haber entendido mucho antes es la verdadera inequidad.

No lo vi de cerca hasta mis treintas, cuando Melinda y yo hicimos nuestro primer viaje a África. Nos quedamos impactados por lo que vimos. Cuando volvimos, empezamos a aprender más. Pasó por nuestras mentes que millones de niños ahí estaban muriendo por enfermedades que en países ricos ni siquiera preocupan. Pensamos que era lo más injusto del mundo.

Ustedes saben mucho más que yo cuando tenía su edad. La tecnología te permite ver los problemas de una manera que mis amigos y yo nunca pudimos, y te permite ayudar en formas que antes no hubiéramos podido. Ustedes pueden comenzar a combatir la inequidad antes, ya sea en su propia comunidad o en un país al otro lado del mundo.

Rodéense de personas que les desafíen, les enseñen y empujen a ser la mejor versión de ustedes mismos.

Melinda hace eso por mí, y yo soy una mejor persona gracias a ello. Al igual que nuestro buen amigo Warren Buffett, mido mi felicidad con base en si las personas cercanas a mí son felices y me aman, y por la diferencia que hago en la vida de otras personas.

Si pudiera dar a cada uno de ustedes un regalo de graduación, sería una copia de Los ángeles que llevamos dentro, de Steven Pinker.

Después de varios años de estudio, es posible que no estén deseando leer un libro de 700 páginas, pero agréguenlo a su lista de lectura algún día. Es el libro más inspirador que he leído.

Pinker expone un argumento persuasivo de que el mundo está mejorando, que estamos viviendo en el momento más pacífico de la historia humana. Esto puede ser un punto difícil de aceptar, especialmente ahora. Cuando le dices a la gente que el mundo está mejorando, a menudo te miran como si fueras ingenuo o loco.

Pero es verdad. Y una vez que lo entiendes, empiezas a ver al mundo de manera diferente. Si ustedes piensan que las cosas están mejorando, entonces quieren saber qué está funcionando, para que puedan acelerar el progreso y difundirlo a más personas y lugares.

No significa que ignoren los problemas serios que enfrenta el mundo. Simplemente significa que creen que los problemas pueden ser resueltos, y actúan con base en esa creencia.

Éste es el núcleo de mi cosmovisión. Me sostiene en tiempos difíciles y es la razón por la que todavía amo mi trabajo filantrópico después de más de 17 años. Creo que puede hacer lo mismo para ustedes.

Buena suerte a todos ustedes. Éste es un momento increíble para estar vivo. Espero que lo aprovechen al máximo.

 

Siguientes artículos

6 tips para usar eficientemente tu tarjeta de crédito en un viaje
Por

Viajar puede resultar un poco complejo y más si los gastos corren a cuenta de una tarjeta de crédito. Estos son cinco co...