Por Angel Au-Yeung

Yvon Chouinard, fundador multimillonario de la firma de ropa outdoor Patagonia, tradicionalmente ha evitado la política. Pero las cosas han cambiado para el excursionista amante de la escalada en roca y la pesca desde que Donald Trump se mudó a la Oficina Oval.

En 2018, Patagonia anunció que tenía 10 millones de dólares (mdd) adicionales en ganancias como resultado del “irresponsable recorte de impuestos” de Trump del 2017, que redujo la tasa de de impuestos corporativa del 35% al 21%. En lugar de invertir los dólares adicionales en su negocio, Patagonia dijo que otorgaría los 10 mdd a los grupos que luchan contra el cambio climático, incluidas las organizaciones que trabajan en la agricultura orgánica regenerativa para ayudar a revertir el calentamiento global.

Te recomendamos: El dueño de Patagonia demandará a Trump

Patagonia, según los informes de prensa, afirma que la industria del petróleo y el gas han sido los principales benefactores del recorte de impuestos a las empresas, a expensas de añadir millones de dólares a su balance final. Mientras tanto, el Programa de Investigación del Cambio Global de EE. UU. lanzó su cuarta Evaluación Nacional del Clima el 23 de noviembre, que apuntaba a los “frecuentes e intensos fenómenos meteorológicos extremos y eventos relacionados con el clima” como precursores de un futuro aún más turbulento.

“No pudo haber un peor momento para esta reducción de impuestos”, afirma la declaración de Patagonia.

El fundador multimillonario, cuya fortuna está estimada en 1,500 mdd por Forbes, luego fue a CNN para anunciar sus planes de llevar a Trump a los tribunales. “Voy a demandarlo”, dijo en ese momento. “Parece que lo único que entiende esta administración son los juicios”. La administración de Trump intentó que el caso fuera trasladado a los tribunales de Utah, pero un juez dictaminó en septiembre que el caso tendrá que ser escuchado en un tribunal federal en la capital de la nación. El caso sigue en curso.

Tomar una posición activa y pública contra las políticas de Trump no ha afectado el negocio de Patagonia. De hecho, es probable que haya ayudado. “Cada vez que hacemos algo bueno por el medio ambiente, ganamos más dinero”, dijo a los estudiantes de la UC Berkeley, la CEO de Patagonia, Rose Marcario, en abril de 2017.

Pero la misión de la compañía para la conservación del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático ha existido mucho antes de Trump. Patagonia ha financiado organizaciones sin fines de lucro desde 1985, dando un total de 100 mdd a tales causas. Chouinard también en 2002 cofundó el 1% de Planet, una promesa para que las empresas donen el 1% de las ventas a organizaciones sin fines de lucro orientadas a la sostenibilidad. Hasta la fecha ha aportado 175 mdd a esfuerzos ambientales y de conservación.

Chouinard, que ahora tiene 80 años, ya no forma parte de las operaciones diarias de Patagonia, pero no muestra signos de desaceleración en sus actividades al aire libre. Cuando se le preguntó sobre su paradero el verano pasado, un representante le dijo a Forbes: “Él está fuera, tomando un merecido descanso de pesca”.

 

Siguientes artículos

Confidencias | La charla de Germán Larrea con una secretaria
Por

Durante la reunión del CMN con el presidente, el dueño de Grupo México aprovechó para platicar a solas con la secretaria...