Falta un año para las elecciones pero los políticos ya empezaron las campañas, los dichos, las mentiras y, por supuesto, las presiones al sistema político.

 

 

En memoria de Daniel Zimbrón, excelso ser humano, brillante profesional, gran padre y esposo, quien en su eterna búsqueda de sabiduría se nos adelantó al Reino de los Cielos. Gracias por 30 años de amistad, tu dedicación y por tus grandes consejos para mi trabajo editorial. ¡Qué encuentres la paz, amigo!

 

Estamos exactamente a 365 días de que se lleven a cabo las elecciones de 2015, ahora con los nuevos tiempos de la reforma política, y ni tardos ni perezosos, los políticos ya empezaron las campañas, los dichos, las mentiras y, por supuesto, las presiones al sistema político.

En unos días de inicio de algunas campañas ya empezamos a ver que los candidatos ciudadanos van a poner en jaque a los partidos políticos. Muestra de ello es el caso del ex presidente municipal panista de San Blas, Nayarit, Hilario Ramírez Villanueva, quien en campaña para regresar al puesto, ahora como candidato independiente, en un mitin aceptó que robó, pero nada más poquito, o la candidata a regidora de Jala (en el mismo estado) por el PAN, María Teresa Ibarra López, quien en pleno evento proselitista pidió a los asistentes votar por el PRI. Ante esto, el presidente del partido explicó a los medios que como es candidata ciudadana, se puede equivocar.

La izquierda, por su parte, en plena lucha por la presidencia del PRD se jalonean entre tribus y hasta hacen públicos sus pleitos con Morena; AMLO, a su vez, y para no perder la costumbre, inventa que el presidente está enfermo, lo hace público en un tuit y arma una tormentita en un vaso de agua. Al mismo tiempo, él, de manera democrática, con su dedo designa a los candidatos de Morena para puestos de elección popular.

Lo interesante es ver si la economía empieza a despuntar, si el dinero de los contratos y licitaciones para la infraestructura empiezan a aplicar, y con esto inicia el movimiento de los dineros, las inversiones, y así la economía empieza a moverse con el fin de que el año próximo, a estas alturas, la situación sea mejor.

Si sale el plan del gobierno federal, con suerte y la violencia se vaya tranquilizando, lo que puede mejorar el escenario electoral. Ahora bien, si aplica las nuevas leyes y se ven democráticos, veremos unas candidaturas para el PRI, otras para el PRD, otras más para el PAN, y una serie de candidatos emproblemados por la aplicación de las nuevas leyes por excesivos gastos de campaña.

Mientras, en el camino de los 12 meses que vienen, veremos de nuevo el eterno ruido político.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Marcovherrera

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

luz
Gobiernos estatales se resisten a la política energética de AMLO
Por

Controversias constitucionales, amparos e impuestos "verdes" forman la estrategia de gobiernos estatales y empresarios c...