Al final de la Guerra Fría, el mundo fue testigo del surgimiento de un sistema internacional liderado por países cuyos gobiernos fueron moviéndose poco a poco, de la izquierda al centro dejando un vacío político que ha sido ahora ocupado por el populismo. Ejemplo de esto, fue el gobierno de Bill Clinton en los Estados Unidos y el periodo de Tony Blair en el Reino Unido.

Este vacío permaneció intacto hasta el 2008 cuando inició la crisis de los mercados desencadenando el colapso del sector hipotecario en los Estados Unidos y generando daños en el mercado laboral en Grecia y España; resultando en la peor crisis internacional desde la Gran Depresión.

Desde entonces, la agenda de la “nueva” izquierda da evidencia de su gran similitud con la de la izquierda de antaño. Aquella que cobró importante fuerza en los países emergentes de los años 70 que buscaba generar reformas económicas y gobiernos austeros para equilibrar más la balanza en lo que respecta a la distribución de la pobreza y la igualdad social.

Así transcurrieron los primeros años del nuevo orden internacional, con el intento de la derecha por mantener la idea de la globalización y la integración económica como un proyecto viable y sustentable; y por otro lado, con la izquierda encontrando en el nuevo orden internacional los elementos necesarios para revivir al populismo.

PUBLICIDAD

Hoy en día, sabemos que el declive económico es el pivote más importante de la política. El resurgimiento de gobiernos de centro-izquierda se ha dado en países con mayor gasto público, con bases de Estado benefactor y con más regulación sobre el mercado. Esto, asociado a bajos índices de votación y participación social efectiva y a qué los asuntos no económicos han pasado a formar parte de una agenda para el desarrollo que incluye temas como la equidad de género, el medio ambiente y los derechos humanos.

El resurgimiento del populismo es un fenómeno global, lo vemos en Europa, en América Latina y en los Estados Unidos. El populismo encuentra un campo fértil en cada país en el que ha habido poco crecimiento económico, en donde la clase media está a punto de la extinción, en dónde hay un alto índice de desempleo, poco poder adquisitivo y en dónde los efectos de la globalización han sido menos favorables.

La realidad es que, en países como los Estados Unidos, el discurso populista apunta no sólo a temas económicos; sino que, lleva una carga discursiva nacionalista, de desarrollo hacia adentro, anti-inmigrante, con la promesa de proveer de empleo a los estadounidenses, sin olvidar por supuesto la lucha contra el terrorismo.

Por otro lado, en países como el Reino Unido, Francia y Alemania; el populismo regresa gracias a la fuerza que le imprimen los movimientos anti Unión Europea, nacionalistas y proteccionistas; y también, anti-inmigrantes.

Si bien es cierto que al final de la Guerra Fría, la izquierda quedó desacreditada; en América Latina los gobiernos de los países bolivarianos intentaron reivindicar a la izquierda evitando su transición al centro; la crisis en Venezuela es el parteaguas en el que también estos gobiernos con un nuevo discurso populista pertenecen ahora a la centro-izquierda.

La convergencia en la política económica y en el discurso populista de algunos gobiernos occidentales tienen un común denominador: el re-establecimiento de patrones culturales, de instituciones, normas, ideas y patrones sociales, que se materializaron en votos a favor de Trump, del Brexit o de los acuerdos de paz en Colombia; por lo que no debe sorprendernos (negativamente, por supuesto) que el Trumpismo (por ejemplo) perdure incluso, después de Trump.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ArleneRU

Linkedin: Arlene Ramírez-Uresti

Google+: Arlene Ramírez

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Los datos serán el próximo recurso natural del mundo: IBM
Por

La información y la data se convertirán en la materia prima con la que se estarán tejiendo los negocios alrededor del pl...