El Salvador es el país dentro de Latinoamérica que cuenta con el índice más bajo con dominio del idioma inglés, ya que solo 45.7% de su población pueden comunicarse a través del idioma de origen anglosajón, según un estudio de English Proficiency Index.

Le sigue Venezuela con solo una diferencia de 0.01%, Ecuador es el tercer país más bajo, ya que 49.42% hablan inglés, Guatemala es el siguiente con 49.52% y Colombia con 49.97%.

Las razones por las cuales más de la mitad de su población no cuenta con este conocimiento es debido a la falta de acceso a la educación. La UNESCO ha realizado diversos estudios en educación básica y los resultados son alarmantes.

PUBLICIDAD

La investigación indica que el 50% de los estudiantes de tercer grado en América Latina no ha logrado un nivel básico de competencia en matemáticas y el 30% no ha logrado una competencia básica en lectura y escritura.

Los últimos resultados de la prueba PISA encontraron un patrón similar entre los estudiantes de secundaria y estos problemas reflejan no solo las deficiencias en el lenguaje extranjero sino en otras áreas.

Puedes leer: ¿Quién es quién en el turismo de convenciones en Centroamérica?

Otros problemas en la región es el salario tan bajo que perciben los docentes, la inadecuada capacitación y apoyo que se les ofrece y un escaso desarrollo profesional.

En Brasil, a los maestros de otras materias que no tienen cargas de trabajo completas, se les asignan clases de inglés, independientemente si cuentan con el dominio del lenguaje.

Las escuelas se encuentran sobrepobladas, por lo que se han tomado medidas como la enseñanza por turnos, lo que reduce el día escolar y deja poco tiempo libre para el repaso y la práctica necesarios para aprender inglés.

Argentina (56.51%), República Dominicana (56.31%) y Costa Rica (53.13%) son países latinoamericanos con mejor nivel en conocimiento del idioma angloparlante, pero el porcentaje sigue siendo bajo, ya que América Latina ha incrementado el gasto público para la educación y este desembolso se encuentra a la par con el PIB europeo.

Una de las medidas para que países latinoamericanos mejoren estos problemas, es trabajar en el nivel de inglés de los profesores que imparten la materia. También deben evaluar y capacitar de nuevo a los maestros que no tienen el nivel deseado.

Otras soluciones es la contratación de nuevos elementos que tengan el dominio esperado y que estén mejor calificados, mejorar su capacitación antes de laborar, y estandarizar los planes de estudio y que sean adecuados a los tiempos que vivimos.

Los programas que han intentado atraer maestros de inglés por voluntariado desde Estados Unidos y Canadá solo han sido una medida provisional para combatir las carencias del idioma ya que son proyectos que no han sido sustentables.

Sin embargo, el intercambio de estudiantes y profesores latinos hacia América del Norte para perfeccionar el inglés es un método más eficaz, fácil de implementar y altamente motivador para los que participen.

 

Siguientes artículos

honduras-bandera
Honduras se beneficiará del crecimiento de EU: Banco Central
Por

En 2017, el ingreso por remesas familiares fue de 4,427.9 millones de dólares (mdd), un crecimiento de 469.2 mdd en comp...