La agencia calificadora Moody’s indicó este lunes que la victoria de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones presidenciales, en las cuales sobrepasó a su más cercano rival por casi 30 puntos porcentuales según cifras oficiales, incrementa los riesgos para sector de energía del país.

“Los planes del presidente electo incluyen la posible reducción o el congelar los precios de los combustibles, la creación de nuevas refinerías y la revisión de los contratos existentes de exploración y producción entre la compañía petrolera nacional Petróleos Mexicanos (Pemex) y compañías privadas. Todas estas medidas perjudicarían a Pemex y a la industria local de petróleo y gas, tanto en el corto como en el largo plazo”, apuntó en un comunicado la agencia calificadora.

“La aplicación de controles de precios a los combustibles, por ejemplo, generaría pérdidas para las operaciones de refinería y marketing de Pemex, especialmente si aumentan los precios internacionales del crudo o si el peso se debilita frente al dólar estadounidense”.

Lee también: IMEF descarta riesgos para la estabilidad económica tras las elecciones

Moody’s señaló también que ve un aumento en las incertidumbres políticas, aunque informará más adelante sobre la trayectoria de calificación soberana del país y los eventuales impactos en el crecimiento económico a mediano plazo.

“La definición de políticas públicas que tome la administración de López Obrador será algo incierta en lo que resta del año, dado el prolongado proceso de transición política de México y la influencia de la administración saliente en la perspectiva fiscal de corto plazo del país”, afirmó Jaime Reusche, VP senior credit officer de Moody’s.

“No obstante, la nueva administración se beneficiará de un punto de partida macroeconómico favorable, aunque en última instancia, la trayectoria de la calificación soberana se basará en la dirección de la política económica y su impacto en el crecimiento y las perspectivas fiscales de mediano plazo de México”.

La agencia agregó que considera poco probable que se materialicen políticas que impacten los negocios de la banca privada en México en el mediano plazo.

Aunado a esto, destacó la visión favorable de López Obrador a la participación de la iniciativa privada en el sector de infraestructura y previó que compañías particulares puedan participar en el desarrollo de nuevos proyectos, como la construcción de nuevas vías y la rehabilitación de carreteras y puertos.

Con información de Reuters

 

Siguientes artículos

peso-dolar-remesas
Remesas a México superan los 3,000 mdd en nuevo récord
Por

En los primeros 5 meses de 2018, las remesas totales acumuladas mostraron un crecimiento anual de 11.5% y totalizaron 12...