El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) anticipó que la elección presidencial del próximo 1 de julio será histórica y se llevará a cabo de manera pacífica, sin conflicto postelectoral.

Directivos del organismo estimaron que una vez que se disipe la incertidumbre electoral, se mantendrá la estabilidad económica e incluso habrá un “rally” alcista en los mercados, que llevará a que el tipo de cambio regrese a cotizarse debajo de 20 pesos por dólar y más inversiones financieras.

En conferencia de prensa, el presidente nacional del IMEF, Fernando López Macari, calificó que los próximos comicios en México serán históricos y exhortó a los mexicanos a votar “de manera libre, que analicen y razonen su voto, para que el proceso se desarrolle en un ambiente de paz y sin conflictos postelectorales”.

En la rueda de prensa mensual del organismo, recordó que el IMEF proyectó que 60 días antes de las elecciones federales del próximo 1 de julio habría volatilidad natural en los mercados nacionales asociada a estos comicios.

PUBLICIDAD

Lo que no anticipó, dijo, es que a estas fechas continuara la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aunado a las recientes medidas arancelarias impuestas por Estados Unidos, las cuales han generado volatilidad en el tipo de cambio.

“Aun así, esperamos que el proceso electoral en México se lleve de manera pacífica, no anticipamos un conflicto postelectoral, pero hemos sido muy puntuales si existiera un conflicto postelectoral, nuestras previsiones podrían cambiar”, acotó.

Lee también: Uno de cada dos votará por AMLO: encuesta de De las Heras

El presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF, Gabriel Casillas Olvera, comentó que los inversionistas en México ya tienen descontado que no se presentará un conflicto postelectoral.

Indicó que el consejo del Comité de Estudios Económicos del IMEF es que, con independencia de quién gane, una vez que se elimine la incertidumbre electoral, es probable que haya un “rally” en los mercados, es decir, movimientos de alza o positivos.

Esto se reflejará primero en el tipo de cambio, el cual de su nivel actual de 20.70 pesos por dólar, se regresaría a una cotización por debajo de 20 dólares en los primeros días de julio, una vez que se conozcan los resultados electorales, para cerrar el año en 19.55 pesos.

Por otra parte, estimó que hay una gran probabilidad de que el Banco de México (Banxico) suba 25 puntos base la tasa de referencia este jueves en su reunión de política monetaria, a 7.75% desde su nivel actual de 7.50%, ante recientes presiones inflacionarias y en línea con la decisión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos.

Sobre los aranceles aplicados por Estados Unidos a la importación de aluminio y acero proveniente de México y la respuesta similar que tuvo el país a otros productos estadounidenses, anticipó que tendrán un ligero impacto inflacionario aquí.

Calculó que dicho impacto será solo de 0.03 puntos porcentuales, con lo cual la inflación cerrará este año en 4.23%, desde el pronóstico previo de 4.20%, mientras que el impacto económico será más para los empresarios en Estados Unidos que exportan al país.

No obstante, estas medidas comerciales no abonan a que las negociaciones en curso del TLCAN se den de una manera tersa y se prolonguen hasta el próximo año.

Casillas Olvera informó que el IMEF mantuvo en 2.20% su pronóstico de crecimiento de la economía mexicana para este año y el de inflación en 4.0%, pero elevó su estimación del tipo de cambio de 19.20 pesos a 19.55% el cierre del año.

 

Siguientes artículos

Macron y Merkel prevén para 2021 presupuesto de la zona euro
Por

La medida es impulsada por el presidente francés con el objetivo de abonar estabilidad al bloque europeo.